Llegó el octavo Wimbledon, Federer campeón

LNR.- Fue 1 hora: 43 minutos, el tiempo que le tomó a Federer llegar al Olimpo, en lo que a Wimbledon se refiere, marcador 6-3, 6-1, 6-4. Desde el lejano 1976 nadie se había coronado en este torneo sin perder un solo set y esa distinción pertenecía a otro gigante del césped, Bjorn Borg. Roger no había nacido aún.

Imagen: Federer Facebook

Fue relativamente fácil para el suizo coronarse campeón de la edición 2017, su oponente el croata Marin Cilic, estaba abrumado de estar jugando la final de Wimbledon y se evidenció cuando sufrió una crisis emocional al final del segundo parcial. El balcánico se cubrió el rostro con una toalla y estalló en llanto, se sabía en ese momento quien sería ganador.

En el primer set, con el marcador empatado a 2-2 (juegos), Roger rompió el servicio al Cilic y se encaminó a ganar el parcial 6-3. Para el segundo set Federer se mostró más impaciente y atacó en el 1-1 y rompió nuevamente el servicio a su oponente para acabar ganando el set 6-1.

Cuando regresaron a la cancha para el tercer set, y a la postre último, el suizo levantó el pie del acelerador y ambos jugadores mantuvieron sus tres primeros servicios, el suizo tan fácilmente que varias veces dejó sin puntos a su adversario.

El público se impacientaba, y en la cancha de césped Roger Federer reaccionó rompiendo el servicio y aunque Cilic mantuvo su servicio para hacer más decoroso el marcador, el ocho veces campeón cerró el partido con el sello de la casa, un servicio “ace”.

La premiación fue muy emotiva y el campeón dio muestras de su grandeza al tener palabras de consuelo para su contrincante y bromear con la presentadora sobre el hecho de que sus gemelos varones no eran conscientes de lo que estaba viviéndose.

Federer además elevó a diecinueve el número de torneos ganados, del grupo de los “cuatro grandes”.