Anuncia Estados Unidos contratación de braceros legales

LNR.- El Departamento de Agricultura de ese país hizo público un programa de empleo temporal; Por otro lado, se aprueban 1,600 mdd para iniciar el muro fronterizo

Imagen: Magazine Pecuarios

El Titular del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, dijo que el gobierno norteamericano trabaja en la creación de un programa de jornaleros agrícolas temporales, el cual deberá ser aprobado por el Congreso estadunidense.

Dicho plan contempla que los trabajadores agrícolas mexicanos puedan entrar y salir libremente de la Unión Americana para visitar a sus familias.

La medida fue anunciada durante la reunión bilateral México-Estados Unidos en materia agroalimentaria y no  se esperaba.

El Secretario José Calzada Rovirosa, Titular de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), que se reunió con su homólogo Perdue, declaró que el programa no estaba en la agenda de la reunión, por lo que no podía dar detalles.

Por su parte, un funcionario de la embajada de Estados Unidos en México, al ser cuestionado sobre el particular dijo que “nos cayó también a nosotros un poco de sorpresa (…) No sé si se refieran los secretarios a un programa ya existente, que se maneja en Monterrey”, lo que no ayudó a aclarar la información.

La información va en sentido contrario a la decisión tomada el jueves por la Cámara de Representantes de Estados Unidos que aprobó la cifra de mil 600 millones de dólares, para iniciar los trabajos de construcción del muro fronterizo, cantidad que debe ser ratificada aun por parte del Senado.

Imagen: Yucatán ahora

Los jornaleros tendrán la opción de entrar y salir libremente mientras dure su contrato para visitar a su familia, de acuerdo a lo expresado por Sonny Perdue, titular del USDA

 Mérida.

Sonny Perdue, Secretario del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) aseguró que el gobierno de su país trabaja en la creación de un programa de jornaleros agrícolas temporales, mismo que será presentado a la brevedad y que contempla que los trabajadores mexicanos tengan la libertad de entrar y salir de la Unión Americana, mientras dure su contrato, para visitar a sus familias.

En la reunión celebrada en Mérida, Yucatán, Perdue dijo que el Presidente Donald Trump dio instrucciones a los Departamentos de Estado y del Trabajo, de elaborar un documento que fije  las reglas para contar con un programa oficial de trabajadores invitados, mismo que deberá que ser aprobado por el Congreso, y de esa forma asegurar que haya una producción suficiente de alimentos en Norteamérica.

De acuerdo a lo declarado por Sonny Perdue, las granjas estadunidenses enfrentan una situación difícil, ante la falta de jornaleros para llenar las vacantes, hecho que podría estar relacionado con la amenaza del Presidente Trump sobre deportaciones masivas y las redadas de migrantes indocumentados.

Comentó que se trabaja a marchas forzadas para resolver la situación y poder ofrecer mejores condiciones, para que los mexicanos trabajen junto con productores de su país.

Estos jornaleros han contribuido a la economía de Estados Unidos de manera impactante los últimos años (…) es gente honesta que desea la oportunidad de proveer a sus familias; que quiere entrar y salir de Estados Unidos libremente, realizar su trabajo, pero también visitar su país natal y visitar a sus familias. Buscamos darles una forma legal de que lo puedan hacer”, dijo el Secretario durante la conferencia de prensa.

En entrevista después del evento, Calzada Rovirosa resaltó que la noticia es muy importante, por la que significa para los migrantes mexicanos, no sólo para los del campo sino para quien realiza labores técnicas, administrativas, “porque hay gente con mucho talento y mucha capacidad”.

Ambos funcionarios coincidieron en que existe voluntad de trabajar en temas como la cooperación técnica, la facilitación del comercio y la adopción de estándares comunes, para  de esa forma incrementar los flujos comerciales agroalimentarios y proporcionar a los consumidores una mayor variedad de alimentos sanos, accesibles y de alta calidad.

Calzada y Perdue fueron reiterativos sobre la importancia de mantener un comercio bilateral abierto, libre de aranceles y basado en reglas claras.