Meade operó desde la SHCP en 2012 durante el sexenio de Calderón todos los desvíos de Borge, César Duarte y de Javier Duarte para la campaña de Peña Nieto

Imagen: Ilustrativa LNR / Duarte, Borge y Javier Duarte piezas de Meade

Columna: La Bola de Cristal

LNR.- Durante el sexenio de Felipe Calderón, José Antonio Meade Kuribreña (JAMK) ocupó diversos cargos en el gabinete presidencial pero destaca su paso en la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) desde el 9 de septiembre de 2011 hasta septiembre de 2012 cuando Peña Nieto lo transfirió como Canciller en la Secretaria de Relaciones Exteriores.

En ese sentido cabe señalar que todos los ex-gobernadores priistas acusados de desvío de recursos apoyaron la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto por el PRI en 2012. El ex-gobernador de Chihuahua, César Duarte se desempeñó en el periodo de 2010 a 2016, Roberto Borge llegó en 2011 al poder en Quintana Roo como imposición del ex-gobernador Félix González Canto y finalmente en Veracruz fue impuesto Javier Duarte (2010-2016) por los Zetas y por el ex-gobernador Fidel Herrera, siendo el político veracruzano, el brazo institucional del sangriento cártel desde el interior del PRI y del gobierno.

En síntesis, el Secretario de Hacienda que supervisó las millonarias transferencias de recursos públicos hacia empresas fantasmas para posteriormente utilizar los recursos para coaccionar el voto, fue el flamante pre-candidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade. Este tecnócrata transexenal desde la época de Ernesto Zedillo fue la pieza operativa entre el pacto de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto para realizar la transición del poder presidencial hacia el viejo régimen para poder desarrollar la agenda política del PRIAN, con el objetivo puntual de sacar adelante las reformas estructurales para entregar los recursos energéticos de la nación en beneficio de los capitales privados y otros movimientos para fortalecer el neoliberalismo económico.

Durante el último ejercicio fiscal de Felipe Calderón, fue Meade el titular de la supervisión del sistema financiero desde la SHCP, quién autorizó y supervisó las transferencias millonarias hacia empresas fantasmas sin historial crediticio o fiscal para desviar los recursos en beneficio de la campaña de Peña Nieto, quién además recibió financiamiento privado por parte de Odebrecht según las investigaciones desarrolladas en Brasil.

Es José Antonio Meade totalmente co-responsable en el saqueo de los recursos públicos de la nación por parte de los gobernadores más sátrapas de la historia contemporánea. Estos personajes elevaron el endeudamiento público de sus entidades a niveles irracionales, tanto Borge en Quintana Roo, como los Duarte en Chihuahua y Veracruz mal gastaron el dinero de los mexicanos en lujos y propiedades multimillonarias mostrado lo peor del régimen que administra la marginación de más de 54 millones de mexicanos en situación de pobreza.

Es importante que el estimado lector entienda que José Antonio Meade es la cara de corrupción en su máximo esplendor, es el producto de los acuerdos cupulares entre el PRI, el PAN del Calderonismo y los poderes financieros fácticos del país que buscan imponerlo a través del fraude electoral para continuar con el sistema de saqueo y pobreza para nuestro pueblo.

Difunde y comparte.