Grillos, comida prehispánica es la solución a la desnutrición en México

LNR.- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se ha distinguido en los últimos años por desarrollar proyectos de ciencia peculiares. Muy acordes con la idiosincrasia mexicana. Por ello no debería extrañarnos que ahora hablen sobre las bondades de comer grillos.

La Dirección General de Comunicación Social de esta casa de estudio acaba de difundir un reportaje; publicado igual en el diario El Universal. En donde investigadores revelan las cualidades de los grillos o chapulines de milpa (Sphenarium purpurascens) , recomendando comerlos.

Para nuestros lectores chilenos la idea podría parecer no tan atractiva. Pero en realidad el chapulín es un alimento relativamente fácil de conseguir en mercados.

Así lo marca René Cerritos Flores, investigador de la Facultad de Medicina de la UNAM; adscrito al Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud:

Un kilo de chapulín de milpa incluso puede contener el doble de proteína que un kilo de carne convencional (res, cerdo y pollo), y comparado con el del atún u otro pescado, su valor proteico es similar.

Asimismo, tiene una gran cantidad de minerales y vitaminas, y es más bajo en grasas que la carne magra. Su exoesqueleto, formado por quitina, funciona como fibra y es benéfico para la microbiota del ser humano.

Esta clase de grillos técnicamente con considerados como una plaga. Ya que en las 50 mil hectáreas de maíz en el Valle de Puebla-Tlaxcala bastarían 100 chapulines por cada metro cuadrado para consumir casi todos los cultivos.

Sin embargo, al ser una fuente de proteína sana, sustentable, barata y no contaminante podría ayudar a combatir la desnutrición y la obesidad en el país.

El investigador de la UNAM estima que podrían obtenerse hasta 350 mil toneladas de grillos. Sin afectar el balance de ecosistemas.

Fuente: INVES