CEMDA denuncia destrucción de 300 hectáreas de selva para proyecto de refinería en Dos bocas, Tabasco antes de la consulta de López Obrador

LNR.- Para CEMDA la organización emprender una consulta sobre la viabilidad de la refinería es muy cuestionable, ya que se dio inicio a la obra con irregularidades.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) denunció que, pese a no contar con autorización de impacto ambiental ni cambio de uso de suelo, el proyecto de refinería en Dos Bocas, Tabasco, continúa, e incluso ya fueron desmontadas 300 hectáreas de selva y manglares.

Por ello, la organización no gubernamental denunció el inicio y avance de estos trabajos ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), así como con la Agencia de Seguridad, Energía y Medio Ambiente (ASEA), informó Reforma.

Cemda acusó como responsables de violar los ordenamientos que regulan la protección al medio ambiente y la preservación del equilibrio ecológico, tanto a Petróleos Mexicanos (Pemex), como a la compañía SCCA, así como a quien resulte responsable de los mismos.

“Lo primero que hay que preguntarse es quién lo hizo”, indicó Gustavo Alanís Ortega, presidente y fundador de Cemda.

“Nos ha llamado la atención la complicidad de las autoridades locales porque se permitió la limpieza del terreno, son alrededor de 300 hectáreas, y sorprende mucho que autoridades locales hayan permitido los trabajos de limpieza” agregó según información de MTEM.

La denuncia señala que Pemex presuntamente contrató a SCCA, la cual desde septiembre inició a desmontar la vegetación sin una autorización de impacto ambiental ni de cambio de uso de suelo forestal.

Por ello, para la agrupación emprender una consulta sobre la viabilidad de la refinería, como la que ocurrirá el próximo sábado y domingo, es muy cuestionable, ya que, al parecer, se dio inicio a la obra con irregularidades y omisiones de las autoridades.

“En la consulta del 24 y 25 de noviembre este es un proyecto que se va a someter a consulta y la pregunta que nos hacemos es ¿cómo vas a consultar un proyecto que ya iniciaste, que ya limpiaste el terreno y ya estás destinando presupuesto del próximo año?, ¿cómo consultas algo que ya decidiste?, no sé si es una burla”, expuso Alanís Ortega.

“Proyectos de esta naturaleza se tienen que someter a la evaluación de impacto ambiental para que se establezca o no la posibilidad de que vaya adelante, aquí ya se lo brincaron y ya causaron un daño que es más que evidente”, añadió.

En su denuncia, Cemda pidió a la ASEA y a la Profepa aplicar medidas urgentes para evitar que se desmonte la vegetación y continué la construcción de la nueva refinería y con ello se afecten los ecosistemas, así como los recursos naturales de la región.