México retoma principios de no intervención en política exterior y abandona Grupo de Lima que impulsaba sanciones para Venezuela

Foto: ADN Político/ Marcelo Ebrad y Andrés Manuel López Obrador (derecha)

LNR.- La política exterior mexicana transitará por un proceso de rediseño, advirtió Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores, ante embajadores y cónsules mexicanos.

Entre los principales cambios que tendrán que asumir los integrantes del Servicio Exterior Mexicano y los funcionarios que laboran en el extranjero está el establecimiento de relaciones con el sector empresarial extranjero, ya que se encargarán de la promoción turística y la inversión en el país según información de Forbes.

“Les va a corresponder ahora la promoción económica y comercial en coordinación con la Secretaria de Economía, eso es un nuevo reto tenemos que organizarnos y ser eficaces y vamos a estar cerca de empresas grandes, medianas y pequeñas”, dijo Ebrard durante la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules 2019 (REC 2019).

La administración de Andrés Manuel López Obrador a través de los integrantes de su gabinete llevará a cabo la desintegración de Promexico y del Consejo de Promoción Turística de México.

Asimismo, los embajadores y cónsules tendrán que apoyar la promoción cultural del país y la integración de eventos para apoyar la innovación, ciencia y tecnología de alcance internacional en el que México será anfitrión.

El canciller reiteró que la política exterior del país se enfocará en el principio de no intervención, que no será una actitud de pasividad, y siempre enfocado en el respeto a los derechos humanos.

“Este será un gobierno con un compromiso muy profundo con los derechos humanos, en primer lugar en México y eso nos va a dar autoridad moral para opinar en esa materia a nivel internacional”.

Por su parte, el Grupo de Lima desconoció las elecciones presidenciales de mayo pasado en Venezuela, “la consecuencia natural es la ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela”, matizó Popolizio. “Es una propuesta que haremos en grupo, y veremos qué países están de acuerdo en hacer esto”, apuntó.

Perú también solicitará que se imponga una medida similar a la adoptada por Estados Unidos, que prohíbe el ingreso a la cúpula del régimen venezolano a su territorio, “para que ellos sepan que en ningún país del Grupo de Lima serán bienvenidos”.

Producto de la crisis que atraviesa Venezuela, más de tres millones de venezolanos han emigrado de su país y el flujo migratorio continúa en aumento a otros países de la región, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), De ese total, dos millones y medio se encuentran entre Colombia, Perú y Ecuador, la mayoría en los dos primeros países, que hasta el momento concentran a más de un millón y medio de venezolanos según información de DW.