Triste Día de las Madres para Doña “Chachi”

0
19
Imagen: Quinta Fuerza

Columna: Xláj-opinari (Xláj, del maya: de modesta calidad y opinari: del latín : opinión)

Durante la administración de su hijo Roberto, ella fue uno de los rostros más retratados por las hordas de lambisconas que la acompañaban a todas partes y que peleaban por sentarse a su lado, y desde luego, de la prensa “maiceada “, prensa que la perseguía a los eventos de todo tipo. Hoy, las “seguidoras” la niegan, como Pedro a Jesús, y la prensa hace leña del árbol caído, esos mismos periodistas que ensalzaban los grandes logros de “Roberto, Beto, Betito”.

Las fotos de María Rosa Yolanda Angulo Castilla muestran una mirada limpia, quizá beatitud suene exagerado, sin embargo, la mirada es limpia; algo de tristeza también, pero cierto es que están muy lejos de representar la maldad.

Imagen: Quinta Fuerza

Paradójicamente, en el mes que se celebra a las madres, la señora Angulo Castilla libra una frenética batalla legal en la búsqueda de un amparo que evite la acción de la justicia federal en su contra. Este mes de mayo, su bebé Beto le regaló la “incómoda situación” de ponerle cerca de la cárcel. Durante los cinco años previos los regalos fueron costosos relojes suizos, viajes a las Vegas, automóviles y demás veleidades de Betito, claro, todo pagado con dinero mal habido, robado a los quintanarroenses. El otrora multitudinario festejo de Día de las Madres de la señora María Rosa se ha tornado en incontables citas con abogados, para planear la estrategia que DEMORE, MAS NO EVITARÁ, SU ENCARCELAMIENTO.

Desde algún lugar en el extranjero, el culpable de tan triste situación realiza incontables llamadas para dar instrucciones y para demandar al costoso equipo legal a su servicio que apuren el procedimiento que evite la acción de la justicia. Él quiere salvarle. Y él pudiera salvarla, si tuviera sentimientos GENUINOS hacia el ser que le dio la vida.

Si Beto fuera un hombre cabal, podría salvar a su madre. Con entregarse a la justicia y asumir la responsabilidad de sus fechorías, evitaría que Doña “Chachi” pague por los crímenes que él cometió

Lo que hace irrealizable esta muestra de humanidad, es precisamente la falta absoluta de valores y ética de quien llevó con sus malas acciones al estado y a familiares y amigos a tan comprometida situación legal. Cobarde, desde el auto exilio observa como ex colaboradores y su madre son sometidos al escarnio público. Él, a pesar de todo logra conciliar el sueño sin ayuda química, de tal calaña es…

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta