El fantasma del fraude electoral en el Estado de México

0
37
Imagen: Proceso

“Dos con botana” por: Elmi Totero

A pesar de que también se celebrarán comicios para elegir Gobernador en Coahuila  y Nayarit, el Estado de México polariza la atención de todo el país, pues se anticipa que el resultado de esa elección será un parámetro muy certero sobre lo que ocurrirá en 2018, cuando se elegirá nuevo Presidente de la República.

Imagen: Proceso

Y a pesar de ser uno de los más grandes bastiones priistas, las perspectivas para el tricolor no son nada halagüeñas, pues a pesar de que al inicio del proceso electoral las tendencias favorecían a Alfredo del Mazo Maza, a medida que se acercan los comicios ha ido perdiendo gas a pesar de que insiste en que mantiene la delantera,  diversas encuestas favorecen a la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Delfina Gómez Álvarez, mientras que la abanderada panista Josefina Vázquez Mota y el perredista Juan Zepeda Hernández aseguran que no hay nada definido.

Pero lo cierto es que los comicios del próximo domingo cuatro de junio son una especie de “prueba reina” para el tricolor de cara a la sucesión presidencial en el 2018, en la que el líder de MORENA, Andrés Manuel López Obrador se perfila como el rival a vencer. De ahí la importancia de esta elección en el estado natal del actual Presidente de la República Enrique Peña Nieto, donde a pesar de ser vecino de la ciudad de México que es gobernada desde 1997 por el Partido de la Revolución Democrática, el PRI ha logrado mantener su hegemonía con base en sus prácticas tradicionales para fomentar el clientelismo.

De hecho, el propio líder nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza, ha definido esta elección como la “del orgullo” y admite que una eventual derrota implicaría un golpe demoledor de cara al 2018, por lo que en la recta final de las campañas se han lanzado con todo en un desesperado intento por refrendar el emblemático Estado de México, que además del bombardeo de recursos para comprar votos, incluye una agresiva campaña para tratar de debilitar la figura de Andrés Manuel y por ende la de la candidata de MORENA, Delfina Gómez.

Sin embargo, parece que esta estrategia no está rindiendo los frutos esperados, pues incluso hace tan sólo un par de días, el candidato del Partido del Trabajo, Oscar González, declinó a favor de la abanderada de MORENA. Y aunque se da por descontado que el electorado le cobrará en las urnas al PRI todos los escándalos de corrupción, como la tristemente célebre “Casa Blanca”, en plena recta final del proceso electoral, la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota sacó a la luz el fantasma de un eventual fraude, en un presunto contubernio entre el Instituto Electoral del Estado de México y el tricolor.

Lo cual, como era de esperarse, fue desmentido en entrevista con Ciro Gómez Leyva esta mañana por el Presidente de dicho Instituto, Pedro Zamudio, pero bien dicen que cuando el río suena, es porque agua lleva. De modo que, con la sombra del fraude ya puesta sobre la mesa por una de las aspirantes, el resultado de las elecciones del Estado de México será un fuerte indicativo de cara al 2018.

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta