Historia cozumeleña

0
17

Columna: Xláj-opinari: Xláj, del maya (de modesta calidad) y opinari, del latín (opinión)

 

3: 15 am. Hace calor. La temperatura en la ciudad de Panamá es de 27°, similar a la de Cancún, Playa del Carmen o su natal Cozumel…

Hasta la noche del sábado era algo que a “Roberto, Beto, Betito” no le preocupaba en lo más mínimo. La razón, la suite que rentaba por $30,000.00 pesos por noche, en la torre Trump, cuenta con aire acondicionado que mantenía la temperatura al interior en 19° centígrados.

Él prefiere el frío, los gordos que transpiran mucho lo prefieren. Ya no es gordo, porque se realizó el bypass gástrico. Sin embargo, muchos años fue el “gordo” del salón y le hacían bullying. Mucha carga emocional que se anidó en sus entrañas y sus pensamientos, que le llenó de rencor hacia muchos y muchas, no fue popular entre las chicas.  Y lo demostró cuando tuvo el poder. Entonces encarceló, golpeó, abusó, robó y tuvo muchas mujeres, la Medrano incluida.

Apenas 5:48 am y el sol ya inundó la pequeña celda donde pasó la noche. Acá no hay cortinas que bloqueen la luz. Y hay ruidos. La cárcel despierta temprano. Hay reglas y rutinas, se cuenta a los presos, las órdenes se dan a gritos.

No le han dado material para afeitarse y tiene hambre. Apenas si probó la cena y él ha sido comedor compulsivo toda su vida. El sábado pasado desayunó salmón y fruta fresca, con buen café traído de la vecina Colombia, sin embargo, hoy su estómago hace ruidos. ¡Mierda!, que hambre tiene.

Un guardia le muestra los periódicos que hablan de su detención y se estremece. La fotografía no tiene retoques y muestra la realidad. Las ojeras, el rostro abotagado y cubierto de una película de grasa.

En la sección de noticias internacionales hay información de México. Entre otras notas, llaman su atención las que hablan de las elecciones. El PRI mantuvo la gubernatura del Estado de México y muestra fotos. Entre ellas hay una de Alfredo Del Mazo celebrando… arruga el rotativo y maldice. Del Mazo celebra con Félix. Sonriente González Canto… y libre. Mientra él está preso.

A las 10:45 de la mañana sigue teniendo hambre. Le dieron café aguado y dos rebanadas de pan enmohecido. Ha llovido en Panamá y la humedad es alta. La sensación térmica es de 39° centígrados y no le han permitido bañarse. Huele mal y tiene hambre, tiene calor, tiene hambre, tiene calor…

En el piso de la celda está el ejemplar de “Panamá América” y la foto que le atormenta. Él está preso y Félix disfrutando. Tiene que vengarse, Su papá se lo decía, no confíes en los “pinchis” González…

En Cozumel su tierra natal, hubo reuniones urgentes. Hay que organizar la estrategia legal para su defensa. Su padre Don “Beto” convocó a la “famiglia”. Él es el “Capo” mayor y exigió a gritos que se alineen. Y pidió recursos económicos para pagar los abogados. “Recuerden que lo que tienen es gracias a mi hijo”.

Ahí estaban Víctor Vivas, Eduardo Novelo, Juan Carlos González que llegó borracho y su padre Franco González Padrón el socio de la naviera, Irizzont se excusó, lo regaña su vieja. Puro ratero.  Y estaba Lenin Matías González Padrón, el padre de Félix. Los primeros, los que robaron a sombra de los dos últimos gobernadores, se miraron entre ellos, incómodos. El que contestó fue el último, Lenin Matías -págalo tú, tu “pinchi´hijo es un ratero y que se las arregle como pueda”. Don Beto gritó y mentó madres, se miraron desafiantes, amagaron con golpearse. Conclusión, que paguen los Borge.

Los días para el otrora virrey de Quintana Roo van a ser una seguidilla de incomodidades. Las sábanas de satín, las comidas sofisticadas, el clima artificial y los finos licores son recuerdos que atormentan a Borge Angulo en su calurosa celda en Panamá.

En Quintana Roo se esperan noticias. La mayoría de la población quiere que lo encarcelen. Se filtra información que establece que por los delitos no graves que le imputan podría salir bajo fianza. Es otra farsa del gobierno, “pinchi gobierno que nos engaña”.

 

 

 

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta