A un año de distancia, los “aires del cambio” aún no soplan en Quintana Roo

0
36
Imagen: Periodistas Quintana Roo

“Dos con botana” por: Elmi Totero

A falta de resultados, la captura de su antecesor Roberto Borge Angulo se convierte en el gran estandarte del Gobierno de Carlos Joaquín González, a nueves meses de haber asumido el cargo y a un año de que la ciudadanía de Quintana Roo expresó en las urnas su deseo de cambio…

Imagen: Periodistas Quintana Roo

 

Pero ha sido sólo pan con lo mismo, pues está más que claro que el gobernador Joaquín González sigue actuando como un priista, a quien los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, sólo le sirvieron para alcanzar el objetivo que se le negó en el instituto político que lo vio nacer. Porque a nueve meses de su gestión, las principales demandas ciudadanas siguen sin ser atendidas y los problemas que heredó de su antecesor, continúan sin ser solucionados.

Más aún, la única medalla de la que se ha ufanado en todos los niveles, ni siquiera le corresponde, según lo advirtió el líder del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en Quintana Roo, doctor José Luis Pech Várguez,

apenas unas horas después de que se dio a conocer la captura de Borge Angulo en Panamá.

Mientras que el empresario Carlos Mimenza Novelo asegura con argumentos sólidos que la detención del exgobernador no es más que una farsa mediática utilizada como una gran cortina de humo por el Gobierno Federal, para desviar la atención del fraude electoral que se gestó de manera casi simultánea en el Estado de México.

Lo cierto es que ya en camino a cumplirse el primer año del mandato de Carlos Joaquín, no se percibe por ningún lado la instrumentación de políticas públicas enfocadas hacia una mejor calidad de vida de la ciudadanía que le dio su confianza.

De acuerdo a los comunicados de prensa emitidos por el área de comunicación, que son replicados fielmente por los medios y portales que ya han sido beneficiados con un convenio o esperan hacerlo pronto, sólo se han implementado algunos programas “populistas” al más puro estilo del PRI, que a todas luces buscan fomentar el “clientelismo”.

Se percibe incluso un retroceso en cuanto a la operatividad de algunas áreas con respecto a los Gobiernos anteriores, para lo cual basta un botón como muestra en el tema del reemplacamiento vehicular, derecho que fue cobrado puntualmente desde principios del año, pero que después de más de cinco meses, al menos en Cozumel, se siguen entregando por “goteo”, en una clara muestra de ineficiencia y burocratismo extremo.

Otra muestra de que todo sigue igual, es la presencia de una gran cantidad de funcionarios afines a Félix González Canto en el Gabinete Joaquinista, algunos de ellos inclusive involucrados en actos de corrupción durante la administración pasada, como el subsecretario de ingresos de la Secretaría de Ingresos y Planeación (Sefiplan), Jaime Manuel Zetina González, quien adquirió un terreno en Cozumel a un precio muy por debajo de su valor catastral,  razón por la cual el ex titular de SEDUVI Mauricio Rodríguez Marrufo se encuentra en prisión por causar un quebranto económico del orden de los 39 millones de pesos al erario.

Tomando dos con botana” y sintetizando, el Gobierno de Carlos Joaquín está pasando con más pena que gloria. A un año de la histórica jornada electoral, Quintana Roo sigue esperando que soplen los “aires del cambio” a los que le apostó.

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta