Recuperar privilegios, el principal anhelo del gremio periodístico en Quintana Roo

0
42
Imagen: NoticaribeNews

Columna: “Dos con botana”, por Elmi Totero

El pasado miércoles siete de junio se celebró en nuestro país el Día de la Libertad de Expresión, en el que, de acuerdo a la tradición, -aunque erróneamente a mi parecer-, tanto a nivel nacional como en muchos estados, se reconoce la labor periodística. Pero al margen de si es correcto o no que se utilice esta conmemoración para la entrega de premios y la convivencia de autoridades con periodistas, en el marco del Día de la Libertad, las demandas del gremio son muy diferentes en Quintana Roo que en el resto del país…

Imagen: NoticaribeNews

En virtud de que en la gran mayoría de las entidades federativas, el anhelo mayoritario es que se garantice justamente el libre ejercicio de esta profesión u oficio, sin correr el riesgo de pasar a engrosar las aterradoras estadísticas de periodistas ejecutados por afectar intereses de Gobernantes o criminales, valga la redundancia.

Mientras que en Quintana Roo, seguramente con honrosas excepciones, la petición es que se recuperen los privilegios con los que contaron durante los sexenios de Félix González Canto y el recién capturado Roberto Borge Angulo.

Porque para nadie es un secreto que a pesar de que siempre ha existido prensa oficialista, una de las herencias malditas de González Canto fue el sometimiento de la gran mayoría de los medios escritos y electrónicos a través de bombazos de billetes y prebendas, así como el surgimiento de infinidad de pasquines que jamás representaron una opción informativa, sino simples publicaciones sin mayor afán que ensalzar los “logros” de su benefactor, ocultar los errores del mismo y atacar a mansalva a sus enemigos.

Situación que se recrudeció aún más durante el mandato de Borge, quien encumbró económicamente a muchos columnistas y reporteros, a los que dando continuidad a la estrategia de su predecesor, otorgó convenios y otras remuneraciones por cifras escandalosas, además de favorecerlos con terrenos, viviendas y patentes para la venta de cervezas, entre otras cosas, con el fin de tenerlos totalmente maniatados.

Lo que finalmente de nada le sirvió en su afán de mantener a su Partido en el poder, tanto a nivel estatal como en la mayoría de los Municipios, donde la ciudadanía manifestó su hartazgo a la estela de corrupción que dejaron a su paso los gobiernos priistas.

Dejando a la gran mayoría de los medios de difusión prostituidos en una situación muy complicada para subsistir, pues en algunas demarcaciones como Cozumel, el nuevo gobierno encabezado por Perla Tun Pech, no sólo exhibió públicamente a quienes recibían cantidades exorbitantes por sus “servicios publicitarios”, sino que decidió no establecer ningún convenio, dando pie a un incesante golpeteo que al parecer no está surtiendo los efectos deseados, ya que a pesar de que no se puede tapar el sol con un dedo y negar que ha cometido muchos yerros, han convertido a la Alcaldesa en mártir ante un vasto sector de la población.

Bajo este nuevo escenario, muchas publicaciones han dejado de circular, otras han reducido su tiraje y contenido, además de que algunos medios electrónicos dejaron de salir al aire y han optado por sobrevivir a través de las redes sociales. De hecho, se asegura que a pesar de que tiene algunos “consentidos”, el Gobierno que encabeza Carlos Joaquín dista mucho de la “generosidad” de Félix González y Roberto Borge, por lo que, en el marco de su otrora gran “Día de la Libertad de Expresión”, un altísimo porcentaje del gremio periodístico, principalmente los dueños, suspiran porque regresen los tiempos de la abundancia Felixista/Borgista.

 

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta