¿Negoció su inmunidad, Javier Zetina?

0
33
Imagen: Radio Fórmula QR

Columna “Dos con botana”, por: Elmi Totero

A medida que van saliendo a la luz más personajes cozumeleños, implicados directamente en el saqueo al patrimonio del Estado que perpetró el ex Gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, que enfrentarían la acción de la justicia, cobran más fuerza las versiones de que algunos como Javier Zetina González, habría negociado con el actual Gobierno que encabeza Carlos Joaquín González, para gozar de inmunidad.

Imagen: Radio Fórmula QR

No es ninguna sorpresa que nombres de personajes cozumeleños como el de Eliézer Villanueva Lanz, Mauricio Góngora Escalante, Juan Pablo Guillermo Molina o Marilyn Rodríguez Marrufo aparezcan en la lista que se divulgó la semana pasada en el espacio de noticias que conduce Carlos Loret de Mola entre los implicados en la rapiña del ex gobernador apresado en Panamá,  Roberto Borge. De hecho,  se sabe que hay muchísimos más implicados, algunos de los cuales inclusive ya se están moviendo legalmente ante la creciente posibilidad de ser detenidos.

Sin embargo, hay otros que no tienen el menor empacho de hacer ostensibles los lujos que pueden darse, estos lujos resultado de los cargos que ostentaron durante los sexenios de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo.

Tal es el caso de Javier Zetina González, quien después de ser derrotado en la elección por la Presidencia Municipal de Cozumel en 2005 por Gustavo Ortega Joaquín, recibió como premio de consolación por parte de su primo Félix González Canto la titularidad de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo), a través de la cual tuvo la oportunidad de manejar millonarios recursos que se canalizaron a numerosos proyectos de infraestructura portuaria.

Y después, durante la gestión de Roberto Borge, ocupó la Dirección General de la Secretaria de Infraestructura y Transporte, la cual se asegura fue otro nicho muy importante para acrecentar su fortuna a través de la obtención de numerosas concesiones de taxis y otros servicios  en diferentes municipios.

En Cozumel, los signos más evidentes de la opulencia de Zetina González son la remodelación de su domicilio ubicado en la Colonia Centro, que de ser una vivienda pudiera decirse modesta, pasó a ser una lujosísima os,residencia valuada en varios millones de pes lo mismo que un suntuoso yate y varias embarcaciones cuya propiedad se le atribuye.

Además de que se asegura que es propietario de toda una flotilla de embarcaciones y diferentes negocios en Puerto Aventuras, sin contar con su equipo de béisbol, que se dice le genera un gasto de alrededor de medio millón de pesos mensuales.

Pero mientras que otros ex funcionarios en las administraciones de Félix González y Roberto Borge están literalmente con el “Jesús en la boca” por temor a enfrentar la acción de la justicia, cobran fuerza las versiones de que Javier Zetina habría negociado con el Gobernador Carlos Joaquín González, (de quien por cierto es primo en primer grado), su renuncia como Auditor Superior del Estado, -donde fue colocado como parte del llamado en su momento “paquete de impunidad” con el que Borge Angulo pretendía blindarse-,  esto a cambio de inmunidad.

Lo cual, como se comenta con insistencia a la hora de tomar “dos con botana”, es otra evidencia de que el actual Gobierno del Estado, no es más que “pan con lo mismo” o “la misma gata, pero revolcada”, en comparación con sus antecesores.

 

 

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta