Andrés Manuel, ¿por qué no escuchas a la militancia de Morena?

0
33
Imagen: La Nueva Revolución, Erich Werner

Imagen: La Nueva Revolución

LNR.- El político tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador visitó la Ciudad de Cancún, Quintana Roo en el marco de la firma del denominado “Acuerdo de Unidad” donde se convocó a diversos personajes de la vida pública del estado con el objetivo de aglomerar capital político rumbo a las aspiraciones presidenciales de Morena en 2018.

Sin embargo, los militantes de Morena de diversos municipios increparon abiertamente la decisión de López Obrador y de su círculo cercano encabezado por el Dr. José Luis Pech sobre la adhesión de personajes vinculados con la clase política de la entidad.


Durante la firma del “Acuerdo de Unidad” encabezada por López Obrador se desarrollaron abucheos y rechiflas hacia los personajes vinculados con el priismo del estado, así como a miembros del sector privado cercanos al régimen político.

Andrés Manuel hizo caso omiso a los reclamos de los miembros de Morena Quintana Roo y además durante su discurso los tachó de infiltrados para reventar el evento, sin embargo, eso era falso ya que todos celebraron el discurso del tabasqueño pero no dudaron en recriminar la inclusión de figuras en la vida pública. El caso extremo fue el de Antonio Cervera, quien se llevó la peor rechifla durante el evento, así como la Senadora Luz María Beristain, miembro del PRD del estatal pero adherida la Grupo Parlamentario del PT, también recibió reclamos en menor medida cuando AMLO la ayudó a subir al estrado después de que los militantes de Morena se lo impidieran, mientras que la legisladora humildemente se sentó en la primera fila.

Para Andrés Manuel es momento de absolver los pecados de la clase política y unirse rumbo a la contienda presidencial próxima de 2018 pero para la ciudadanía es fundamental que en el ámbito local no se integren personas coludidas con el tradicional sistema donde impera la corrupción y la impunidad.
En ese sentido, lanzamos el siguiente cuestionamiento a AMLO, ¿Por qué no escucha a su militancia? y ¿Por qué denostar a sus seguidores ante el más mínimo cuestionamiento?

De igual forma, los cuestionamientos van dirigidos hacia los militantes de Morena de Quintana Roo y de todas las entidades federativas para que reflexionen sobre el “modelo caudillista y mesiánico” donde todas las decisiones se toman desde la perspectiva personal de AMLO y estas, solo crean desconfianza en las filas del partido y denotan un amplio desconocimiento del escenario político local.


La legitimidad de AMLO se fractura en Quintana Roo y esto sucede en gran medida por la adhesión de personas que no representan los valores de honestidad y transparencia, por el contrario, se han beneficiado del sistema predominante y la gente no quiere que participen en el Movimiento de Regeneración Nacional.
Alguna vez ya lo dijo su amiga, la escritora Elena Poniatowska,“la terquedad de AMLO es su peor enemigo, por lo que, no lo es así, la “mafia del poder” que tanto pregona, es el propio líder político quien se cierra las puertas del triunfo al cometer errores en base a la centralización de todas las decisiones.

Finalmente, es necesario que López Obrador entienda que la democratización del sistema político obedece a la agenda pública y es un logro social adquirido colectivamente que no se conjuga con el modelo centralizado que ejerce Morena y el PRI Nacional, partidos que ideológicamente son como el agua y el aceite, pero en la praxis se parecen mucho.
Aún tienen tiempo los militantes de Morena para hacer valer sus opiniones válidas y exigir que López Obrador las escuche y contemple en las decisiones para la formación de cuadros y candidatos rumbo a la elección federal, de lo contrario, la derrota será inminente y no será culpa de la vilipendiada “mafia del poder”.

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta