Fidel Villanueva se blinda para dejar la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia

   Columna: “Dos con botana”

Al igual que en su momento lo hiciera el ex Gobernador Roberto Borge Angulo con su llamado “paquete de impunidad”, el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, Fidel Gabriel Villanueva Rivero, pretende blindarse de cara a su próxima salida para evitar la acción de la justicia por diversos ilícitos.

Imagen: Poder Judicial del Estado de Quintana Roo

Siguiendo la misma estrategia de Borge Angulo, Villanueva Rivero prepara el escenario para su salida, nombrando más Jueces, con el fin de tener más aliados, cuando llegue el momento de abandonar la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia. Además de que versiones provenientes de fuentes confiables, afirman que está manipulando la elección para garantizar que su sucesor (a) sea un Magistrado afín, de manera que los delitos e irregularidades cometidas durante su gestión queden impunes.

También parece contar con la complicidad de los Poderes Legislativo, presidido por Eduardo Martínez Arcila y el Ejecutivo encabezado por Carlos Joaquín González, quienes no han movido un solo dedo para que Fidel Villanueva sea investigado y mucho menos llamarlo a cuentas por diversos ilícitos, como el haber adquirido en una cifra irrisoria de poco más de 11 mil pesos un terreno ubicado en la zona centro de Cozumel valuado en varios millones de pesos a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) cuando esta estuvo a cargo del hoy preso Mauricio Rodríguez Marrufo, durante la administración del hoy también convicto en Panamá, Roberto Borge Angulo.

Fidel Villanueva, quien junto con los ex Gobernadores Félix González Canto y Roberto Borge, así como con todos quienes perpetraron el brutal saqueo contra el patrimonio estatal, ha contribuido a crear el estigma de deshonestidad hacia los cozumeleños, parece confiar en que no correrá con la misma suerte que “Betito” y varios de sus cómplices que ya han sido detenidos.

Incluso, se jacta ante los medios de difusión de estar cerrando  a “tambor batiente” su segundo período como Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), proporcionando cifras alegres, entre las que destaca el haber mejorado de manera significativa la infraestructura del Poder Judicial, con el fin de optimizar los Procesos Penales en la entidad, lo cual según él, fue posible gracias a su incansable labor para gestionar recursos federales.

Pondera también el hecho de haber prácticamente triplicado el número de Jueces en el Estado, el cual pasó de 32 cuando asumió la Presidencia del TSJ, a 75 que hay actualmente, sin contar con que en agosto nombrará a cinco más, lo cual también parece formar parte de su “blindaje”.

Así las cosas, a la sagrada hora de tomar dos con botana se menciona con insistencia que Fidel Villanueva Rivero, quien en diversas ocasiones ha manifestado su interés por contender por la Presidencia Municipal de Cozumel cuando finalice su ciclo al frente del TSJ, está resultando más astuto que Beto Borge, pues parece contar también con la protección de los Poderes Legislativo y Ejecutivo, para que los delitos que presuntamente ha cometido, queden impunes.