México vive los niveles más altos de violencia, advierte la Agencia Antidroga de Estados Unidos

Imagen: Milenio

En meses pasados se registró la mayor cifra de asesinatos, en al menos 20 años

LNR.- El asesinato de una familia en la ciudad petrolera de Coatzacoalcos, refleja el auge de violencia en México, dejando este suceso sobre la mesa y la pobre estrategia para detener a los cárteles de las drogas, tan es así, que los años oscuros del Gobierno de Felipe Calderón, en su guerra contra las drogas, han sido superados por el de Enrique Peña, según información de Debate.

En los primeros cinco meses de 2017, se presentaron 9 mil 916 asesinatos en todo el territorio nacional, aumentando al 30 %,  respecto a los 7,638 asesinados del mismo periodo del año anterior.

Imagen: El Mundo de Orizaba

El Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, dijo que el asesinato de un importante sicario a finales de junio, llevó a los Zetas a matar a toda la familia Martínez: Clemente, su esposa, Marimana, y sus hijos Jocelin, de 10 años; Víctor Daniel, de 8; Ángel, de 6, y Nahomi, de 5.

“Ellos no tenían nada, ni siquiera muebles, dormían en el piso”, dijo entre sollozos la abuela,  “No tenían nada, no entiendo por qué le hicieron eso a mis niños. Son inocentes, no saben nada”.

“ha adquirido las proporciones de un Circulo del Infierno” dijo Mike Vigil, ex Director de Operaciones Internacionales de la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA)

“Hay unas instituciones débiles, un Estado de Derecho débil, una justicia débil, una corrupción enorme, especialmente en las fuerzas policiales municipales y estatales, y todo eso contribuye a la creciente violencia”, argumentó Vigil.

En varios lugares, se ha visto el auge del joven Cártel de Jalisco Nueva Generación y el final del Cártel de Sinaloa en facciones enfrentadas tras la detención del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, extraditado en enero a Estados Unidos.

Imagen: Noticias En MX

En el estado de Chihuahua, al menos 14 personas fueron asesinadas la semana pasada en balaceras entre hombres armados de Sinaloa y la pandilla conocida como La Línea.

La violencia también ha llegado a ciudades que durante mucho tiempo se consideraron tranquilas, como sucede en los Cabos, Baja California, en donde se cree que los carteles de Jalisco y el de Sinaloa, se han aliado para controlar esta ciudad, dejando cabezas cortadas, tumbas clandestinas, cuerpos desmembrados, situación que se ha vuelto una rutina en este lugar turístico.

Dwight Zahringer, oriundo de Michigan, vive en un lujoso barrio en la ciudad de los Cabos, dijo que hace poco encontró a una persona en  la puerta de su fraccionamiento.

“Era más como un mensaje que los narcotraficantes querían entregar, como decir ‘Podemos entrar hasta su Beverly Hills y dejar cuerpos desmembrados en su puerta’”, dijo Zahringer. “Soy de Detroit. Estamos acostumbrados a ver delincuencia. Pero cabezas abandonadas en hieleras… eso es un poco extremo”.

Imagen: Es de ardidos