Son 70 mil empresas en la mira del SAT por facturar gasolina robada

Se está cotejando información de Petróleos Mexicanos para que las compras coincidan con el volumen de la venta

Imagen: Puebla Noticias

LNR.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT ) realiza exhaustiva investigación a 70 mil empresas sospechosas de emitir facturas falsas que han sido usadas para la compra/venta de gasolina robada, por lo que la Instancia comenzó a cancelar sellos fiscales.

El Director General del SAT, Osvaldo Santín Quiroz, presentó información donde se prueba que muchas empresas fantasmas se han creado a través del robo de identidad, y reveló que dichas compañías han facturado operaciones por más de 900 mil millones de pesos.

Aclaró que ese no es el monto en defraudación fiscal, porque dichas facturas no necesariamente tienen una contraparte en otras empresas que busque deducirlas, es decir, todavía no tenemos una estimación precisa para conocer cuál es el impacto en la evasión, aclaró.

Las pesquisas se extienden a las 12 mil gasolineras diseminadas en toda la geografía nacional, pero se han centrado en los estados de Puebla, Tlaxcala, Tamaulipas, Guanajuato y Veracruz.

La información se ha cotejado con Petróleos Mexicanos (Pemex) para que las compras coincidan con el nivel de ventas.

De acuerdo a la petrolera, estamos identificando quiénes tienen o pueden justificar su nivel de consumo de combustible, según sea el giro de su negocio, aseveró.

En su elocución Santín Quiroz indicó: “Lo que estamos buscando es qué empresas han tenido operaciones con estas estaciones de servicio donde se pueda presumir que se haya consumido o comprado combustible robado o bien que estén comprando o vendiendo facturas”.

Durante el evento “Pasos firmes contra la evasión”, al ser cuestionado, mencionó que la averiguación en contra de Elba Esther Gordillo por el delito de evasión fiscal no está concluida; sin embargo, no aportó mayores datos por el impedimento del secreto fiscal.

Nosotros estamos coadyuvando ante las instancias jurisdiccionales para que se sigan desahogando los procesos correspondientes. Los procesos no han concluido”, aseguró.

Al presentar los estudios sobre evasión fiscal, que llevaron a cabo en conjunto la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y el Tecnológico de Monterrey, informó que en el caso del impuesto al valor agregado (IVA) se observa que la evasión tiene tendencia a la baja, al pasar de una tasa de 31.9 por ciento en 2011 a 19.4 por ciento en 2015, equivalente a un monto de defraudación de 18 mil 127 millones de pesos.

En cuanto el Impuesto sobre la Renta (ISR), la tasa de evasión se redujo de 39.82 a 25.6 por ciento en los mismos ejercicios, con un monto de 370 mil 213 millones de pesos. En general, la evasión por ISR ha mantenido una tendencia decreciente en años recientes, siendo los rubros de sueldos y salarios y el régimen de personas morales los que mayor avance han mostrado.

En base a estos datos, con la disminución que logramos en los últimos años, nos equiparamos con países de desarrollo comparable, señaló.

Sobre la facturación electrónica, el mismo estudio del Tecnológico de Monterrey establece que nos encontramos al nivel de desarrollo de los países Noruega, Suecia y Finlandia. En Latinoamérica, Chile y Brasil tienen un nivel de desarrollo comparable en materia de administración tributaria digital.

 

Aumenta recaudación de ISR

El directivo del SAT destacó que, a partir de la obligatoriedad de expedir facturas, se registró un incremento en el ISR en el orden de 6.6 por ciento para personas morales y 21.3 por ciento para personas físicas en 2015.

Añadió que en la actualidad una de las formas más usadas de evasión es la compra venta de facturas que no soportan una operación real. En ese sentido, estamos llevando a cabo verificaciones domiciliarias para identificar aquellas empresas fantasmas para inmediatamente cancelarles el sello electrónico e inmediatamente procedemos a publicarlas y contactar a aquellas empresas que sí tienen operaciones y que pretendían deducir estas facturas”.

“A partir de esto hemos tenido resultados muy positivos. Se han obtenido recaudaciones cercanas a 17 mil millones de pesos, simplemente por la corrección que llevan a cabo aquellas empresas que fueron identificadas de haber tenido operaciones con empresas fantasmas”.

Para finalizar, Osvaldo Santín aseguró que a principios de este año el Grupo de Acción Financiera de Combate al Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo identificó a algunas asociaciones autorizadas para recibir donativos deducibles de impuestos como un sector vulnerable para estas actividades.  En base a estas recomendaciones el SAT ha hecho verificaciones que aseguren que el destino de los recursos provenientes de los donativos, cumplen con las condiciones que la misma ley establece.