Carlos Joaquín se reúne con Kumamoto para aniquilar presupuestalmente a los partidos políticos de Quintana Roo

0
42
Foto: Carlos Joaquín Facebook
Foto: Carlos Joaquín Facebook

Columna: Bola de Cristal

El Diputado Local por el Distrito X de Jalisco, Pedro Kumamoto, impulsor de la plataforma wikipolítica en México visitó el estado de Quintana Roo en un evento de mujeres empresarias donde lució compartiendo la mesa con el Gobernador Carlos Joaquín González.

El joven legislador independiente promueve a través de su plataforma, diversas propuestas como la eliminación del fuero a servidores públicos y el recorte presupuestal a los partidos políticos a través de la propuesta denominada “Sin voto no hay dinero” la cual consiste en intentar reducir la asignación presupuestal en relación al número de votos efectivos recibidos durante los comicios electorales para cada partido político y no, como se realiza actualmente sobre el cálculo financiero sobre el total del padrón electoral. 

Imagen: Wikipolítica

La propuesta de Kumamoto fue bien recibida por los fieles joaquinistas como instrumento para debilitar a las agrupaciones políticas locales donde más les duele, en los ingresos financieros provenientes de los recursos públicos.

El plan del “Emporio Jaoquín” y de sus allegados es aniquilar a los partidos políticos locales para posicionar un proyecto “independiente” que permita canalizar el enfado ciudadano y el hartazgo hacia los partidos políticos tradicionales.

El Gobernador supo en el año 2016 que tendría que pagar un alto precio en cuotas partidistas al PAN y al PRD por haberlo abandero durante el proceso electoral donde su partido, el PRI le negó la candidatura derivado de la pugna por el poder entre las familias originarias de Cozumel. (Historia vieja)

 

Sin embargo, el próximo proceso electoral de 2018 se avecina y el gobierno joaquinista no está dispuesto a seguir repartiendo el poder con los partidos PRD y PAN, mismos que carecen de cuadros políticos y de militancia capaz de competir con el PRI. En conclusión, Carlos Joaquín y los grupos de poder que lo apoyaron a llegar al poder, hipotetizan sobre la posibilidad de continuar en el poder sin la “coalición del cambio” en el largo plazo.

Además, al cortar la asignación presupuestal para las prerrogativas de los partidos, los obliga a supeditarse en mayor medida al dinero externo que pudieran necesitar en las campañas. Este proceso centralizaría el poder en Gobierno del Estado y mantendría a raya la operación del PRI, partido que continúa administrando la mayoría de los municipios de la entidad y siendo el grupo parlamentario con mayor número de integrantes en el Congreso.

Es decir, el plan del Gobierno Joaquinista es eliminar el mayor número de socios-políticos a través de la propuesta del jaliciense Kumamoto, con el maquiavélico objetivo de sepultar a los de por si pequeños partidos políticos en Quintana Roo. El egresado del ITESO presume de haber operado su candidatura con 18 mil pesos de recursos públicos asignados por el INE, pero se le olvida mencionar que la comunidad estudiantil y los operadores jesuitas asentados en el ITESO apoyaron e impulsaron el proyecto de Kumamoto tras bambalinas.

Finalmente, el control político en el estado de Quintana Roo aumenta y el futuro de los partidos políticos es incierto ante el escenario planteado para recortar su presupuesto con el aval de los propios diputados del PAN y del PRD como sus promotores. ¿Podrá el PRI frenar las intenciones de Carlos Joaquín?, para apretarles el cinturón y forzarlos a ceder ante el poder del Palacio de Chetumal y ante el Grupo de Puebla de Moreno Valle que co-gobierna la entidad.

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta