El plan A, B y C del PRI rumbo al 2018 y el pacto de Peña Nieto y los Calderón-Zavala

0
51
Imagen: La Jornada
Imagen: La Jornada

Columna: Bola de Cristal

En México todo se está perfilando para la batalla política del próximo 2018 y los diferentes grupos de poder en el país lo saben, por lo que ya se encuentran operando para cerrar filas en diferentes proyectos que puedan competir por la Presidencia de la República.

Los bajos índices de aprobación del presidente y la permanente crisis de seguridad pública en el país, sumado a la devaluación del poder adquisitivo impulsada por la pésima política fiscal de la administración priista encabezada por el grupo Atlacomulco y la figura de Enrique Peña Nieto gestan un escenario perfecto para la transición del poder hacia otra opción política.

En ese sentido aparece el Partido Acción Nacional como la fuerza política que ya ejerció el poder durante 2 sexenios y por ende con grandes posibilidades de regresar al poder. Sin embargo, la pugna interna del panismo; entre los Calderón-Zavala, el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle y el dirigente del partido, Ricardo Anaya se manifiesta como un escenario apocalíptico entre los aspirantes al poder.

Cabe señalar que la esposa del Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray es prima hermana de Margarita Zavala, por lo que, el hombre más cercano a Peña Nieto, es tío del hijo de Felipe Calderón y viceversa, los hijos de Videgaray encuentran en el expresidente panista a su tío. Por lo que el pacto de la “transición democrática” de 2018 pudo haberse pactado en una cena familiar y esto abunda a la teoría del presunto pacto entre Peña Nieto y los Calderón Zavala.

Los Calderón-Zavala se le fueron al cuello a Ricardo Anaya y dejaron en evidencia el pacto político que existe entre Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa al orquestar el ataque mediático en contra de la familia política de Anaya y su riqueza acumulada en Querétaro expuesta a través del Diario El Universal sobre los 308 millones de pesos exhibidos en una diagrama con fotografías de los pasaportes de los implicados, información a la que solo tenía acceso la Secretaría de Relaciones Exteriores según el propio Anaya y que abiertamente denunció el panista en su defensa.

Infografía El Universal

En ese sentido Ricardo Anaya aseguró que el gobierno federal priista estaba atacándolo por no respaldar la propuesta del pase automático de Raúl Cervantes como nuevo Fiscal General de la República, persona ligado como incondicional del presidente Peña Nieto y recientemente envuelto en un escándalo mediático por emplacar su Ferrari en una colonia popular del estado de Morelos para evitar la “costosa” tenencia de su automóvil de lujo. Este ataque habría venido en respuesta al golpe mediático en contra de Ricardo Anaya, situación que deja en evidencia el declive del sexenio peñanietista al vulnerar sus planes transexenales a través de sus antiguos aliados en el Pacto por México, ahora envueltos en una atípica alianza rumbo al 2018.

De igual forma, los Calderón-Zavala no dudaron en lanzar el misil mediático en contra de Rafael Moreno Valle al vincularlo con el presunto líder “huachicolero”, Othón Munóz, alías “el cachetes”, acusado de liderar la mafia que ordeña los ductos de PEMEX para vender el combustible robado, por lo que el exgobernador de Puebla también queda en una posición alejada de la candidatura por las alianzas que ha construido Ricardo Anaya y porque presuntamente habría negociado la candidatura del PAN en Puebla para su esposa (Moreno Valle) con el objetivo de que ceda en sus aspiraciones presidenciales. Sin embargo, nadie debe dar por muerto al poblano que comenzó tremenda campaña disfrazada con la presentación de su libro “La fuerza del cambio” a lo largo del territorio nacional.

Imagen: Sin Embargo /“El Cachetes” y Moreno Valle

Pugna política provoca parálisis en Cámara de Diputados

El contexto de la política nacional se encuentra en una “parálisis” derivado del bloqueo por parte de los partidos recién integrados en alianza PAN, PRD y MC en la Cámara de Diputados para impedir la instalación de la Mesa Directiva encabezada por el PRI que finalmente daría al palomazo para la ratificación del Senado para aprobar la asignación de Raúl Cervantes como el próximo Fiscal General de la República durante los siguientes 8 años bajo la figura de la autonomía institucional, sin embargo Ricardo Anaya atrincheró a sus aliados después de la traición de los “Senadores calderonistas”; Ernesto Cordero, Luis Vega, Luis Lavalle y del poblano Javier Lozano, quien después de unas fotografías incómodas con los “huachicoleros” al parecer ha rectificado su apoyo a Moreno Valle y ante la extorsión regresó obediente a los brazos de Felipe Calderón, seguramente con más información valiosa sobre los planes del poblano y sus aspiraciones.

Sin embargo, el Grupo Parlamentario del PRI en Cámara de Diputados ha decido ceder y negociar la asignación del Fiscal a través de una iniciativa de Ley presentada en conferencia de prensa por parte del coordinador César Camacho Quiroz quien aseguró que Ricardo Anaya era presidente de la Cámara de Diputados cuando se estableció el pase automático del Procurador (PGR) como Fiscal General (FGR) en el marco de las reformas estructurales impulsadas en el Pacto por México (PRI/PAN/PRD), por lo que el PRI buscaría terminar con la parálisis a través de la negociación con la recién estrenada alianza conformada por el bloque PAN-PRD-MC manipulado por el maquiavélico Ricardo Anaya, ensimismado en su papel de presidenciable.

Finalmente, el bajo perfil de Margarita Zavala tiene su carta más fuerte en los hilos de poder construidos por parte de su esposo durante su sexenio con el respaldo de fuertes grupos económicos nacionales y extranjeros donde destacan intereses de España.

 

Papel de China y los Estados Unidos en la elección federal de México

Aunque genere agruras comentarlo, el papel de los Estados Unidos ha sido siempre un factor toral en la vida pública y política de México. En ese sentido la nueva política migratoria y discursiva del presidente Donald Trump ha obligado al gobierno mexicano a replantear la estrategia en el aspecto comercial y diplomático, después de décadas de subordinación hacia los designios norteamericanos en el destino del país.

Esto genera una gran oportunidad política para cualquiera que entienda que el contexto político requiere de liderazgo pero sobre todo de una estrategia clara para soportar la renegociación del TLCAN que representa un instrumento básico en la estabilidad económica de México, por lo que el Gobierno de Enrique Peña Nieto ya se encuentra en pláticas avanzadas con el Gobierno de China para impulsar el intercambio comercial con el gigante asiático ante la disyuntiva de los Estados Unidos que no han dudado en días recientes en plantear la deportación de 800 mil jóvenes “dreamers”, en su mayoría mexicanos, siendo esto uno de los mayores retos para el actual gobierno mexicano y para el que venga.

El más afectado con la alianza de Peña Nieto y Calderón es el propio López Obrador quien ya ha sido ligado y comparado como el “peligro para México” y potencial constructor de un escenario como el de Venezuela, siempre manejado por el PAN desde la campaña negra de 2006 y ahora retomado por Peña Nieto durante una entrevista con el periodista al servicio del poder, Ciro Gómez Leyva.

Sin embargo, nadie debe dar por muerto al PRI rumbo a 2018 y menos en un escenario tan turbulento donde la incertidumbre siempre ha sido el arma secreta del PRI quien inclusive ha cambiado sus estatutos para abrirle la puerta a un tecnócrata avalado por los estadounidenses en la persona de José Antonio Meade, mismo que se encuentra como titular en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por segunda ocasión, después de haberse desempeñado en la misma dependencia en el sexenio de Felipe Calderón, otra muestra del pacto entre ambos presidentes.

Finalmente, el peor enemigo de Margarita Zavala es su propio perfil gris y su poco carisma, además del error garrafal que cometió al apoyar abiertamente la candidatura de Hillary Clinton y que posiblemente esto le haya costado el veto por parte de Donald Trump quien tiene una gran y rencorosa memoria y no hay que olvidar que 2020 no está tan alejado del escenario político estadounidense.

El escenario es lejano pero la batalla por la presidencia de la República ha comenzado y “la rifa del tigre no esta sencilla” con un país ensangrentado y en una decadencia sistémica derivado en parte por la perdida de la hegemonía mundial de los Estados Unidos y la dependencia económica hacia esta nación que lucha a “patadas de ahogado” por mantenerse en el primer lugar mundial a pesar del paso veloz con el que China ya se prepara para ocupar dicha posición en alianza con Rusia que lidera el aspecto diplomático y político.

Hay que seguir muy de cerca la alianza que consiga el gobierno mexicano con China, misma que ya ha logrado sus primeros frutos como son; la alianza estratégica con Alibaba, el anuncio de 2 centros de investigación aeroespacial en Atlacomulco y Zacatecas y el planteamiento para construir centrales eléctricas a partir de la generación de energía nuclear, misma que los Estados Unidos siempre ha limitado en México. En ese sentido, la respuesta de los norteamericanos no se ha hecho esperar y a través de sus operadores, como el señor Claudio X. González Jr. ligados al gigante financiero Citi Group (Banamex) han destapado un ataque abierto en contra de Peña Nieto y su administración a través de la investigación denominada “La Gran Estafa” realizada por la “Asociación Mexicanos contra la Corrupción, donde se busca evidenciar el desvío de millonarios recursos públicos a través de triangulaciones con universidades públicas y empresas fantasma, todo esto con el objetivo de desestabilizar al régimen político mexicano ante el acercamiento con China.

Lo mismo sucedió cuando el presidente Peña Nieto visitó China durante la cumbre APEC en 2013 y se hizo el anuncio de la construcción del tren de alta velocidad en territorio mexicano con tecnología china pero inmediatamente fue atacada la figura presidencial a través del expediente de la “Casa Blanca” propiedad de Angélica Rivera a través de la periodista de CNN, Carmen Aristegui, misma que se prestó a los intereses norteamericanos para que finalmente Peña Nieto anunciara la cancelación del tren y se congelara la relación bilateral México-China aún con Obama en el poder.

Sin embargo, al parecer el PRI y Peña Nieto han viajado a China, donde está realmente la renegociación del TLCAN y esta alianza bilateral podría fortalecer al régimen actual y buscar la emancipación de los Estados Unidos ante el escenario de la era Trump por lo que nadie deber dar por muerto al PRI rumbo 2018 y el PAN podría implotarse con la pugna interna y el pacto de Peña Nieto y Calderón podría terminar beneficiando al partido tricolor. (Nadie sabe para quién trabaja)

Finalmente, en conclusión, el partido predilecto de los norteamericanos es el PAN y solo accedieron al regreso del PRI para sacar las reformas estructurales adelante y ahora quieren desecharlo, pero lo que no saben es que el PRI ya tiene plan A, B y C para continuar en el poder, donde uno de los escenarios es cerrar filas con López Obrador, otro es entregar el poder a sus aliados en el PAN y el último es vencer cerradamente la elección dividiendo en 3 tercios el proceso, pero, lo que no está en sus planes es Ricardo Anaya y su cercanía con los intereses norteamericanos.

Imagen: PAN

Continuará…

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta