Hotel Sandos Caracol mete reversa en despido masivo de trabajadores que protestaron frente a sus instalaciones

0
91
Imagen: Sandos Caracol empleados / Unión Vecinal Solidaridad

 

Imagen: Sandos Caracol empleados / Unión Vecinal Solidaridad

LNR.La  denuncia de al menos una decena de trabajadores la mañana de este jueves en la entrada del Hotel Sandos Caracol, ubicado en Playa del Carmen al poniente de la ciudad, sobre la carretera federal, desnudó serias irregularidades con respecto al ambiente laboral que viven estos empleados, quienes acusaron a Pedro Mukul, delegado de la Croc, de hostigarles junto con los Directivos del citado resort, orillándoles a renunciar y ser despedidos sin las liquidaciones correspondientes.

La mañana de este viernes La Nueva Revolución entró a las instalaciones del citado centro de hospedaje para entrevistar a los afectados, como los del departamento de ama de llaves, quienes accedieron a brindar información bajo la condición de no ser identificados, por temor a represalias.

“El problema derivó de un hostigamiento por parte del delegado de la Croc hacia algunos colaboradores, a quienes obligó a renunciar y fueron dados de baja sin explicación alguna y sin las prestaciones que marca la Ley, por eso nuestros compañeros se manifestaron en el hotel”, dijeron.

Otra fuente afirmó por su parte que el conflicto ya se había arreglado: “pero ya se solucionó, los directivos de la Croc hablaron con los del Hotel y acordaron que los iban a liquidar conforme a la ley, aunque la inconformidad de los trabajadores de quitar al delegado Pedro Kumul, eso no fue atendido y el señor continúa como representante de la Croc”, expresó.

Bajo el cobijo de la Croc, cientos, por no decir miles de trabajadores, son explotados por los hoteles con turnos de más de 12 horas, contratos amañados que les privan de prestaciones como el reparto de utilidades, aguinaldos y otros beneficios, sin que nadie les respalde jurídicamente.

Al respecto denuncian que “instancias como la Junta de Conciliación y Arbitraje así como la Secretaría del Trabajo del Estado son fácilmente cooptadas con dinero por parte de los directivos del hotel y sus abogados”.

Pero no sólo eso, tanto las juntas de Conciliación y Arbitraje como la Secretaría de Trabajo han encontrado en los llamados “coyotes” -quienes los intimidan para que acepten cantidades pírricas y muy por debajo de lo que marca la ley-, a los aliados perfectos para terminar de quitar a los trabajadores, lo poco que pudieran obtener en un litigio que rara vez ganan.

Y así, indefensos, como los denunciantes del Hotel Sandos de este jueves, se encuentran miles de casos que permanecen archivados en las instancias ya señaladas, que siguen sin resolverse.

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta