“Te amo. Aquí estamos, tu familia. No nos vamos a mover hasta que te tengamos con nosotros”

0
7
Imagen: Screen shoot

LNR.- La emotiva imagen de una mujer de nombre Karina Gaona Garnica gritando por un megáfono hacia los escombros de un edificio derrumbado en la Ciudad de México le rompió el corazón a más de un mexicano, al ver en el sufrimiento de una mujer ante la desesperación de tener a su hermano, Erick Gaona atrapado y ante la necesidad de esperar hasta el último momento con la esperanza de poder rescatarlo con vida.

Erick Gaona no sobrevivió. Tenía 35 años. Lo encontraron sin vida después de 50 horas de operaciones de rescate.

Según información de la BBC, el martes a la 1 de la tarde trabajaba en su oficina en el tercer piso de un edificio en la colonia Roma y logró salir del edificio durante el sismo, sin embargo la construcción quedó afectada, desafiando los riesgos volvió a ingresar al edificio para recoger algunas cosas y finalmente la estructura del edificio colapsó media hora después del temblor. Nunca salió.

Nunca sabremos si Erick Gaona pudo ser capaz de escuchar el emotivo mensaje que su hermana enviaba por el megáfono para informarle que su familia estaba bien y que estaban con el en espíritu.

Erick Gaona se suma a las más de 250 víctimas mortales que ha dejado el poderoso terremoto que impactó la zona centro de México el ya mítico día 19 de septiembre, mismo día del memorable terremoto de 1985.

Sin embargo, esta historia nos hace sentir en carne propia el sufrimiento de nuestro pueblo ante la devastación y nos alimenta para seguir de pie y ayudar a todos los afectados que continúan en situación de vulnerabilidad después de haber perdido su patrimonio.

México está de pie y le llora a sus víctimas para regar cual lluvia el suelo de una nación golpeada por una crisis de seguridad pública, económica y política, pero que ha demostrado estar de pie para organizarse ante cualquier situación que requiera de la unidad nacional.

¡Fuerza México! En paz descanse Erick Gaona y todo nuestro amor y solidaridad para su familia.

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta