Primer año de gobierno de Carlos Joaquín en Quintana Roo al más puro estilo priista

0
39
Imagen: Periodistas QRoo
Imagen: Periodistas QRoo

Columna: Bola de Cristal

El gobernador Carlos Joaquín resultó ser más priista que cualquiera de sus antecesores al frente del gobierno del estado de Quintana Roo y a continuación exponemos las razones de esta aseveración.

Para empezar, Carlos Joaquín González como buen priista “maiceó” sin problema al PRD y al PAN para poder obtener la candidatura por la gubernatura sin importar ideología política y las cuotas partidistas que finalmente han devenido en la inoperancia institucional.

Para vencer al régimen local de Félix y Borge, Carlos Joaquín no dudó en aliarse con los panistas de Puebla encabezados por Rafael Moreno Valle y con la familia Calderón Zavala, de igual forma se presume que Germán Larrea, propietario de la minera ecocida Grupo México apoyó la campaña joaquinista, todos a cambio del futuro pago de favores con el patrimonio estatal.

Rafael Moreno Valle y Carlos Joaquín

En materia de transporte se ha mantenido el statu quo del monopolio de los sindicatos de taxistas y de transporte público que controlan este importante nicho turístico y se ha perseguido violentamente a los socios de Uber que han intentado impulsar el servicio de transporte privado. Aunque existen detractores de este servicio la realidad es que tampoco se ha hecho nada por modernizar y mejorar la oferta de transporte en Quintana Roo.

Aunado a eso, ahora el secretario Jorge Portilla, terrateniente de Tulum que también apoyó a Carlos Joaquín en campaña ha propuesto la magnífica de idea de privatizar la única carretera que conecta a Chetumal con Cancún para imponer casetas de cuota.

Por otro lado, en cuestión de seguridad pública simplemente se ha empeorado notablemente hasta alcanzar índices alarmantes de homicidios bajo la modalidad de ejecuciones, además de la ya polémica alerta de viaje emitida por el gobierno de Estados Unidos que menciona a la Riviera Maya y a Cancún para prevenir a los turistas norteamericanos sobre la situación que se vive en los polos turísticos mexicanos.

En materia de salud pública se mantiene la misma infraestructura insuficiente para el nivel de población que de igual forma sigue aumentando. Además del escándalo del que fueron partícipes hospitales privados por la presunta colusión en el internamiento de personas víctimas de bebidas adulteradas que finalmente amanecen hospitalizados y con cuentas irracionalmente costosas por cubrir.

En el sector educativo simplemente no ha existido una agenda puntual que coloque al estado de Quintana Roo como una entidad a la vanguardia del anhelado cambio. No existe propuesta para brindarle autonomía a la Universidad de Quintana Roo y tampoco existen proyectos para traer campus de la UNAM o del Instituto Politécnico Nacional. En el nivel básico y medio superior tampoco ha existido el planteamiento para transformar en sentido positivo la calidad educativa. Solo ha destacado el escándalo de los uniformes hechos en el estado de Puebla para el pago de favores en campaña.

En materia de deporte tampoco se ha impulsado una agenda que posicione al estado como punta de lanza nacional y solo destacan aquellos deportistas que han tenido el apoyo de sus familias.

Cabe la pena resaltar la mega movilización de personas que realizó Carlos Joaquín a través de cientos de autobuses para llenar su primer informe de gobierno donde la plaza se abarrotó de burócratas y acarreados al puro estilo priista.

Finalmente, este resumen muestra que el primer año de gobierno de Carlos Joaquín González ha sido una muestra de cómo se perpetua el estilo priista con la bandera del cambio. Un cambio que no llegó a Quintana Roo y, por el contrario, ahora se tiene que soportar a una clase política intocable que además se incrementó con los nuevos miembros del grupo de Puebla encabezados por Juan Vergara Fernández, titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), personaje que gobierna a través del manejo de los recursos públicos y que ha dejado en segundo término a Carlos Joaquín como la imagen únicamente de gobierno.

Juan Vergara (sefiplan)

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta