El show continúa con presunta huelga de hambre de Borge en Panamá (Nada más falso que eso)

0
34
Imagen: Roberto Borge y Rafael Moreno Valle / Cancún mio
Imagen: Roberto Borge y Rafael Moreno Valle / Cancún mio

Columna: Bola de Cristal

“El show debe continuar” es un dicho popular entre los artistas que presentan espectáculos teatrales para manifestar la imperancia de continuar con la actividad artística a pesar de cualquier incidente que suceda durante el show.

En ese sentido, el show mediático de la política mexicana ya gestó una nueva “telenovela” al puro estilo mexicano donde el malo de la historia es Roberto Borge y el héroe es Carlos Joaquín y el “pseudo gobierno” del cambio operado tras bambalinas por el poblano Rafael Moreno Valle. 

El ex Gobernador Roberto Borge Angulo inició una huelga de hambre por las presuntas condiciones infrahumanas en las que se encuentra en la sede de la Policía Nacional de Panamá, sitio al que fue trasladado ante la sospecha de un plan de fuga según información de Noticaribe.

Por otro lado, el oficialista grupo Sipse expone la especulación de un supuesto plan de los abogados de Borge para apelar el recurso de la extradición a través del argumento de una cláusula que impide extraditar a una persona en mal estado de salud. Por lo que ya se construye el escenario perfecto para argumentar la posible estancia de Borge en Panamá evitando la extradición a México derivado del maquiavélico plan de sus abogados que han argumentado problemas cardiacos y renales de su cliente.

El condimento del show político es que el abogado defensor Arturo González Basso expuso que Roberto Borge es objeto de una violación a sus derechos humanos.

“Tengo que decirte que Roberto Borge es objeto de vejámenes que atentan contra los derechos humanos, esto es con el único animo de doblegarlo y que renuncie a sus derechos para irse por la vía de un proceso simplificado”, indicó el abogado según Noticaribe.

Lo más increíble de este show  es que los abogados señalan que Borge es tratado como un preso de la base militar de Guantanamo donde es víctima de tortura psicológica, encerrado en una celda solitaria, esposado de manos y pies y a quien sólo pueden ver como máximo 45 minutos al día.

“Lo tienen en una celda solitario, con un farol encendido día y noche. Nos lo sacan al patio cuando los abogados lo visitamos, hay mallas en líneas cruzadas estilo cocadas de media pulgada cada una. El espacio es muy reducido, él está sentado en un banco atado de pies y manos, es decir, con esposas en los pies y en las manos”, apuntó.

Nada más falso que eso…

La realidad es que la clase política de Quintana Roo es intocable, ningún funcionario público de las anteriores administraciones del PRI ha pisado la cárcel. El millonario desfalco de las arcas patrimoniales del estado no ha sido recuperado. No se le ha embargado ni un solo bien a Roberto Borge, a su familia o a sus amantes.

Nadie sabe dónde están los miles de millones de pesos que Borge robó y es porque existe un pacto de impunidad entre Carlos Joaquín, Roberto Borge y Félix González Canto. Este último, Senador de la República con fuero constitucional y con la marca de la impunidad priista a pesar de haber desfalcado las finanzas del estado de igual forma que su pupilo.

Es un show de mal gusto darle seguimiento a una presunta huelga de hambre de Borge para intentar ocultar el sol con un dedo del pacto de impunidad que existe en Quintana Roo.

La realidad es que Roberto Borge es un millonario que disfrutará de su fortuna en secreto. Nadie de su círculo cercano será tocado, eso es parte del pacto entre los primos Carlos Joaquín González y Félix González.

Mientras a los mexicanos se les da atole con el dedo con un show mediático al estilo la “Rosa de Guadalupe” el exgobernador disfruta de su botín robado a escondidas en Panamá pero sin perder el estilo de vida monárquico que siempre lo ha caracterizado.

Se les olvida que la botarga desinflada no nos interesa a los ciudadanos, nos interesa que se recupere el patrimonio del estado y que devuelva todo lo que robó ese infeliz, pero la realidad es que Quintana Roo es administrado como un botín para el nuevo grupo político poblano-joaquinista, por lo que no les interesa hacer justicia y seguramente el pacto de impunidad fue aceitado con unos millones de dólares al estilo caribeño.

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta