Dictan 5 años a de prisión a policía inocente José Montaño Quiroz derivado de las falsas declaraciones de Lydia Cacho

0
81

Lydia Cacho Pseudo-periodista

LNR.- La Procuraduría General de la República (PGR) informó ayer sobre la sentencia de cinco años y tres meses de prisión que se dictó en contra del comandante de la extinta Policía Judicial de Puebla, José Montaño Quiroz, por haberlo encontrado culpable de “tortura psicológica” hacia la pseudo-periodista Lydia Cacho Ribeiro, hace 12 años a pesar de haber actuado con forme a derecho con una orden judicial de detención.

El 12 de octubre de ese año (2005), la juez quinto de lo penal, Rosa Celia Pérez González, libró la orden de aprehensión contra la periodista Lydia Cacho, la cual se cumplió el 5 de diciembre del mismo año, en la que participó José Montaño y realizó el traslado vía terrestre desde Quintana Roo a Puebla donde denunció la presunta tortura, sin embargo a través de la investigación del empresario y activista Carlos Mimenza se comprobó que Lydia Cacho nunca fue torturada y se documentó que el policía José Montaño jamás violentó la integridad física o psicológica de la periodista. 

El policía José Montaño documentó que en el traslado de Lydia Cacho fue alimentada y tratada de forma correcta, de hecho Lydia Cacho fue liberada tras un pago de fianza de 106 mil pesos a su llegada al estado de Puebla. Sin embargo, Lydia Cacho presentó una contrademanda en contra de José Montaño, misma que logró que las autoridades lo detuvieran el 11 de diciembre de 2014 y posteriormente  trasladado y recluido en la cárcel municipal de Cancún.
Después de casi tres años de la acción legal, ayer se reveló que fue José Montaño  fue sentenciado a cinco años y tres meses de presión, condena que se cumpliría en marzo de 2020. Dicha sentencia condenatoria fue dictada por el Juzgado Segundo de Distrito, al considerar al mando policíaco como responsable del delito de tortura.

En ese sentido el líder de las autodefensas de Quintana Roo lamentó la condena en contra de José Montaño, siendo que era un servidor público que cumplía con su trabajo mientras Lydia Cacho demuestra la corrupción del sistema judicial en México donde la pseudoperiodista a través de sus influencias políticas habría revertido su posición como víctima a través de la manipulación mediática apoyada por Televisa y por su amiga Carmen Aristegui.

Carlos Antonio Mimenza puntualizó que existe un enorme contubernio entre las televisoras y de Carmen Aristegui para montar un show mediático para favorecer a Lydia Cacho y han ignorado el testimonio de Edith Encalada, la víctima protagonista de su libro “Los demonios del Edén”, misma que señala que Lydia Cacho ha lucrando con su historia y ha logrado hacerse de una imagen pública como una periodista en defensa renombrada por denunciar la trata de personas en México, sin embargo, la realidad es que Lydia Cacho es parte de la putrefacción de los medios de comunicación y solamente ha fungido como una pieza de políticos para golpear mediáticamente a los adversarios políticos de sus patrocinadores en Puebla.

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta