La Dictadura Perfecta ha vuelto, el PRI opera su perpetuación a través del fraude electoral ¿El pueblo de México está listo para una nueva revolución?

0
56
FOTO: ADOLFO VLADIMIR/CUARTOSCURO.COM
FOTO: ADOLFO VLADIMIR/CUARTOSCURO.COM

Columna: La Bola de Cristal

El regreso de la dictadura perfecta llegó de nueva cuenta con el PRI-Gobierno a través de Enrique Peña Nieto. Para que esto sucediera el entonces presidente Felipe Calderón pactó con Luis Videgaray y con Osorio Chong el regreso del partido hegemónico a Los Pinos con el objetivo de impulsar las reformas estructurales en beneficio del imperio del capital y para retomar el control del país bajo la modalidad centralista, mismo que se había perdido en gran medida por el re-acomodo de los poderes fácticos en el país cuando el PRI perdió el poder en dicha transición.

Con Vicente Fox (2000-2006) se vivió una época de crecimiento económico mesurado pero no se logró la transformación del país en un sentido paradigmmático como se había prometido, en gran medida porque Fox operó cual priista con exacerbada corrupción y tráfico de influencias. De igual forma terminó traicionando la democracia al pactar con el PRI para imponer a Felipe Calderón en el año 2006 a través de un fraude electoral histórico que impidió el conteo de votos y la transparencia en el proceso.

Posteriormente Calderón cumplió las órdenes de los estadounidenses establecidas en el “Plan Mérida” donde se planteo la militarización del país y la entrega de los ingresos provenientes del narcotráfico hacia los EE.UU. a través de sus instituciones encubiertas que operan el negocio de los estupefacientes, como son la DEA y la CIA. Nuestro país entró a una espiral de violencia sistemática impulsada principalmente como agenda política-social impuesta desde el extranjero para establecer la “teoría del shock” con el objetivo de mermar la organización social ante la necesidad de continuar la neo-colonización del país bajo las doctrinas económicas neoliberales impuestas en México y en detrimento de la soberanía nacional.

Sin embargo, los 12 años de panismo fueron incapaces de imponer la entrega del petróleo mexicano y el desmantelamiento del poderoso sindicato de maestros, mismo que había tomado mayor fuerza con la formación del partido Nueva Alianza encabezado por la Maestra Elba Esther Gordillo. De igual forma la oligarquía nacional se fortaleció bajo un modelo fiscal que no les cobra impuestos a las grandes empresas y les permitía la consolidación fiscal de sus inversiones. Es decir, México es un paraíso fiscal para sus élites empresariales.

Para eso utilizaron al PRI, el régimen político en contubernio con la oligarquía nacional decidieron que Peña Nieto llegara al poder para imponer todos los pendientes legislativos que habían sido imposibles de instaurar durante la década panista por el bloqueo del PRI y de los demás partidos.

Sin embargo, el PRI llegó en 2012 con la chequera abierta con recursos emanados de la deuda externa para comprar a la oposición PAN-PRD a través del “Pacto por México” donde se operaron todas las reformas estructurales que han beneficiado a la oligarquía nacional y ha dejado sin recursos petrolíferos a las siguientes generaciones, recursos que ya están en manos extranjeras.

México hoy sufre de los resultados de gobiernos ajenos a los intereses nacionalistas. Se pagan precios excesivos en los combustibles, el sector educativo sigue rezagado y solo se busco poner en cintura a los maestros a través del control de las plazas, la corrupción y la impunidad laceran todos las áreas de la economía.

Contexto Actual

En plena recta final del sexenio de Peña Nieto, la situación en el país es caótica en gran medida por la des-petrolización de las finanzas públicas a través de la imposición de mayor número de impuestos a la sociedad para sustituir los ingresos del Estado Mexicano que antes provenían de PEMEX con la venta del petróleo. Esa re-ingeniería fiscal provocó que cada litro de gasolina pague 41% de impuestos. Esta carga fiscal ha provocado una escalada de precios en todos los productos y servicios reflejados en los índices inflacionarios. Esto aunado al salario mínimo en México que es el más bajo de los países miembros de la OCDE y no ha tenido un aumento significativo para mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

México con una población cercana a los 128 millones de personas donde el 60% sufre alguna situación de pobreza y con la agravante pobreza alimentaria que alcanza a 9.1 millones de personas son un reflejo de la realidad deprimente en el país. 

México se ha convertido en una franquicia donde sus recursos minerales son saqueados a diestra y siniestra sin el más mínimo pago de impuestos como retribución a las más de 36 millones de hectáreas concesionadas en el territorio nacional a manos de mineras británico-canadienses y norteamericanas que explotan los recursos del subsuelo (oro y plata) sin recibir nada a cambio, literal.

El país está neo-colonizado y el proceso se profundiza a niveles insospechados con el nuevo gobierno de Donald Trump que ahora busca imponer el cobro del muro fronterizo que construirá para mitigar el fenómeno migratorio de los refugiados económicos provenientes en su mayoría de Centroamérica. 

Lo más escandaloso es la espiral de violencia impuesta en México con armas provenientes de los Estados Unidos y un consumo de drogas que también proviene de la frontera norte, pero nuestra sociedad es la que pone los muertos ante el arrebato estadounidense para controlar los millonarios ingresos de esta industria ilegal y despojar a los mexicanos de este negocio que nutre la encomia nacional por la derrama económica que genera.

Es alarmante la situación que vive el país con el PRI instaurado en el poder y con una crisis institucional en el Instituto Nacional Electoral (INE) que solo sirve para respaldar los fraudes electorales recientes, aunado a la destitución de Santiago Nieto de la Fepade por negarse a encubrir a Emilio Lozoya en el mega-escándalo de corrupción de Odebrecht vinculado a la campaña electoral del 2012 cuando se impuso a Enrique Peña Nieto en el poder. La renuncia de Raúl Cervantes al frente de la PGR es solo un anuncio de lo que se viene en contra de los políticos corruptos del país.

Conclusión

La realidad es que el escenario es inhóspito para el país.  El régimen político ya prepara la imposición a través de la simulación electoral en el año 2018 con la venia de la oligarquía nacional y para ello han decido dividir el voto en tres grandes bloques; Morena-PT, PAN-PRD-MC y el bloque ganador PRI-PVEM. El resultado está anunciado para perpetuar la neo-colonización del país que ya prospecta un fraude electoral de ser necesario.

Pero, ¿Cuál es el papel del pueblo de México ante el regreso de la dictadura perfecta? ¿Es posible desafiar un régimen corrompido que se encuentra subyugado a los intereses financieros internacionales y que ve a su pueblo con desprecio para explotarlo cual esclavos sin acceso a la educación, a la salud y en general a una vida digna?

La respuesta es si, México puede renacer de las cenizas porque así lo ha hecho a través de la historia, somos un pueblo milenario que renació de la colonización española y de las constantes intervenciones extranjeras. Hoy afrontamos una nueva colonización financiera-económica que le ha robado la dignidad al país pero el reciente sismo del 19 de septiembre demostró que los jóvenes mexicanos tienen activa la conciencia colectiva que caracteriza a los pueblos fuertes capaces de reinventarse ante la necesidad de transformar la realidad. 

La dialéctica histórica de México es de una lucha constante y de victorias sanguinarias en contra de nuestros opresores. Hoy afrontamos una dictadura que quiere afianzarse pero hace falta que el pueblo de México lo permita y la capacidad organizativa del país mostrada durante el terremoto es solo una muestra de la gran capacidad que tiene el pueblo de México para afrontar las adversidades cuando es requerido. 

Esta historia continuará… 

 

 

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta