La necesidad de hacer conciencia sobre la violencia en México

0
85
Imagen: Semáforo Delictivo

Columna: La línea del Frente

La violencia y la seguridad son términos que los mexicanos tenemos presentes en nuestras cabezas la mayor parte del tiempo.

Los medios de comunicación y la realidad de las calles nos recuerdan que lo mejor es ser poco ingenuos, cautelosos y reservados. En México vivimos una brecha del tamaño de la falla de “San Andrés” entre la “baba” del discurso de la protección de los derechos humanos y algunas “Mañas” violatorias de los mismos.

De la dignidad de niños, niñas y adolescentes mejor ni hablamos… De hecho, México es uno de los tres países más peligrosos del continente junto a Colombia y Venezuela.

Aunque en todos los países existen los asesinatos, robos y secuestros. Para entender la violencia en México es necesario saber que el imperio de la delincuencia está vinculado siempre de alguna manera con los gobernantes, políticos, funcionarios de gobierno o agentes de áreas de procuración y justicia directamente.

Imagen: Semáforo Delictivo

La carente ausencia de un sistema real y confiable de información sobre la manera en que se ejerce la violencia contra los mexicanos y sus consecuencias; complica la tarea de transformarla en visible, desnaturalizarla y contar con políticas capaces de lograr su prevención y utópicamente su erradicación.

Datos recabados sobre violencia humana por ONG´S de carácter internacional, arrojaban cifras tan alarmantes como él que actualmente sufren (un 81% de violencia psicológica, 16.5% de violencia sexual y 15% de violencia física). En cuanto a la violencia dentro de la familia, sólo el 34% de los mayores de 15 años no atestiguaron violencia física entre sus padres. El 66% restante ha vivido al menos una de las formas de violencia desde su hogar.

Según datos de la ONG dedicada a temas especializados en materia de seguridad llamada “Semáforo Delictivo”  Éste es el peor año de inseguridad en la historia reciente de México. A septiembre de este año van 14 mil 513 ejecuciones del crimen organizado, un crecimiento de 53% en comparación contra el mismo periodo del año pasado.

Imagen: Índices de ejecuciones

Este año cerrará con más de 24 mil homicidios y 18 mil ejecuciones; cuando en 2011 hubo 17 mil ejecutados por el crimen organizado, “por mucho, el peor año de la historia reciente en materia de seguridad”.

Los estados que están en doble rojo según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública por homicidios son: Colima, Guerrero, las dos Baja California y Chihuahua; pero demuestra en cifras un incremento de este delito en 27 de los 32 estados.

Los cinco estados con mayor índice de violencia son Nayarit, con 346%; Baja California Sur con 153%, Aguascalientes con 121%, Quintana Roo con 101% y Baja California con 72%.

Refirió que se incrementó la extorsión y el robo de auto en 16% en el año, las lesiones dolosas 14%; el secuestro, 9%; y el robo a casa 3%.

Una solución para reducir la violencia en el país es terminar con el Plan Mérida y regularizar las drogas, que es el 70% de la causa de está guerra, o en el siguiente proceso electoral dejar de votar por políticos que terminan transformándose en asesinos.

Imagen: Plan Mérida

Es sin duda indispensable la participación empresarial para comandar el cambio en México y de la sociedad para exigir al gobierno federal y a los legisladores para presionarlos en la regulación y liberación de las drogas.

En claro está, que lo grave no son tanto los números, ni preocupa más que México se encuentra inmóvil ante el gran fracaso de la estrategia de seguridad. Lo grave es que el pueblo los siga votando.

Escrita por Guillermo Zúñiga / @joseguillermozg

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta