Cumbre de cambio climático COP23 ignorada por Estados Unidos a pesar de haber sufrido el impacto de fenómenos naturales sin precedentes

0
34
Imagen: Trump en Puerto Rico / El País
Imagen: Trump en Puerto Rico / El País

LNR.- Los temas que se abordaran en la Cumbre de Cambio Climático de las Naciones Unidas COP23 en la ciudad de Bonn, Alemania fueron las metas establecidas en el Acuerdo de París, mismas que requieren de un esfuerzo solidario para desarrollar la práctica una estrategia climática globalmente aceptada. Es decir, concentrar todos los esfuerzos para limitar el aumento de temperatura pronosticado de 2 grados, en lo posible, a 1,5.

En el marco de la actual crisis de la política mundial en materia ambiental derivado de la posición contrastante del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Sin embargo, existen muchas razones para mantener una exitosa colaboración en materia climática. En primer lugar están las posibilidades tecnológicas de generar energía de manera competitiva con fuentes renovables. También el gran aumento de la eficiencia energética y la ampliación de la cooperación científica, financiera y económica constituyen alicientes.

A ello se suma la creciente conciencia de que un fracaso acarreará cuantiosas consecuencias negativas para todos. La necesidad de atenuar eficazmente las razones de las migraciones, mediante estabilidad social y perspectivas económicas, demuestra al mismo tiempo que no son solo soñadores los que esperan un efecto “avalancha” en la lucha contra el cambio climático: una creciente corriente de inversiones en un futuro económico con menores emisiones de CO2 o, en lo posible, libre de ellas. En síntesis, la materialización de un mundo más sustentable.

Paz y protección del medio ambiente

Los 17 objetivos de desarrollo sostenible y el acuerdo de París, aceptados por todas las naciones en el Asamblea General de la ONU, requieren, para su implementación, una lucha exitosa contra el cambio climático. Medio ambiente y desarrollo fueron reconocidos ya como desafíos globales en la conferencia de Río, en 1992. Una exitosa conjugación de protección ambiental y desarrollo es la base para un mundo pacífico con 9.000 millones de habitantes: el mundo de nuestros hijos y nietos.

Los aproximadamente 900.000 habitantes de Fiyi y los miles o millones de personas que viven en pequeñas islas y en las costas de los mares del mundo, al igual que la población de regiones amenazadas por la desertificación, seguirán con mucha esperanza esta conferencia de las islas Fiyi en Bonn. Los que negocian y los que actúan no deberían decepcionarlos.

Información: DW

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta