La falta de conciencia 

0
25
Imagen: AFP

Columna: La línea del frente / Guillermo Zúñiga

Que complicado resulta el que nadie se de cuenta de lo hermoso que es que nuestro mundo… Que nacimos libres, pero qué el dinero nos envileció.

Se volvió nuestro (puto) amó, nos hizo crear divisiones que con los años se transformaron en fronteras. Nos dividió inteligentemente en clases sociales, nombrando señores a algunos cuantos, a otros simples mendigos… Algunos otros los volvió sicarios y a los que restaban en esclavos.

Nos clasificamos sin darnos cuenta por colores y razas.

Nos volvió en mudos, ciegos y sordos.

Absurdo es que si tenemos un poco más $$$ y logramos vivir cómodamente hacemos bardas en lugar de compartir…

No nos damos cuenta, que no necesitamos tanto… Que aunque la casa sea muy grande y la mesa este muy llena, sin hablar de ser rico, sólo de tener un poco más.

Tal vez, a diario te sobra un plato de comida pero lo guardas, o una cobija, pero no la compartes…

Cuesta trabajo y causa tristeza reconocer que pertenecemos a la raza más inteligentemente tonta del mundo…

Lo peor…

Estudiamos, investigamos y tenemos tecnología, “pero aún no nos damos cuenta de lo que debemos hacer”

Aquí definiremos que más bien si lo sabemos, pero vivimos aparentando no saberlo.

Vivimos como queriendo esconder bajo el tapete de la entrada el excremento perfumado de la cuadra…

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta