Ex gobernador Fidel Herrera fue puesto como gobernador de Veracruz por Los Zetas, así de podrido está el PRI

0
113
Imagen: Fidel Herrera y EPN

 

Imagen: Fidel Herrera y EPN

LNR.- La reciente investigación de la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas ha señalado los fuertes vínculos de los gobiernos estatales de Coahuila y Veracruz con el cártel de Los Zetas. Dicha investigación contextualiza que Fidel Herrera tiene fotografías junto a Pancho Colorado, el empresario encontrado culpable por haber lavado dinero para los Zetas y actualmente  en prisión.

El medio local Despierta Veracruz  publica polémicas fotografías en una cabalgata de Ozuluama donde se observa a Fidel Herrera acompañado del operador de Los Zetas, Pancho Colorado. Aquella fotografía persigue a Fidel Herrera y ahora lo incrimina más que nunca. 

Imagen: Veracruz Despierta

El Señor Francisco Antonio Colorado Cessa, dueño de ADT Petroservicios, actualmente purga una condena de 20 años en la cárcel de Bastrop, Texas, por la compra de caballos para el grupo criminal, el que llegó a pagar dos millones de dólares por un par de equinos, el que en conversaciones telefónicas con su hijo instruye a llevarle “hieleras” al senador Héctor Yunes Landa, es citado una decena de veces en el informe de la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas.

Ahí detona, una vez más, la relación Fidel-Zetas, los 12 millones en campaña que luego se tradujeron en la entrega de Veracruz a la banda criminal, el santuario Zeta, tierra sin ley donde la impunidad del crimen organizado permeó en el aparato judicial.

El informe el nexo de los Zetas con los hermanos Moreira, Humberto y Rubén, uno ex gobernador y otro gobernador de Coahuila, y con Fidel Herrera y Javier Duarte, ex gobernadores de Veracruz.

Son las voces de zetas bajo condena y zetas convertidos en testigos protegidos, que terminaron colaborando con el gobierno de Estados Unidos. Sus testimonios se alojan en expedientes de juicios contra la banda criminal, la protección oficial comprada, el soborno en campaña, el lavado de dinero en el que Pancho Colorado fue clave.

“Entre el 2013 y el 2016 —define el informe—, integrantes del cártel de Los Zetas fueron juzgados en tribunales en Austin, San Antonio y Del Río, Texas, por asesinato, conspiración para importar drogas y armas y lavado de dinero. Estos juicios dieron a conocer nueva información y corroboraron información que ya había sido documentada sobre las operaciones de Los Zetas y abusos a derechos humanos cometidos por el cártel”.

Pancho Colorado, al que Fidel Herrera le prodigó contratos en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca, del gobierno de Veracruz. Fueron 22 contratos con un monto de 20 millones 554 mil pesos para la perforación de pozos para uso agrícola.

Y su ADT Petroservicios, en cuyos cuadros directivos se mueve Francisco Silva Ramos, el representante legal, hermano del ex vocero de Javier Duarte, hoy diputado federal, Alberto Silva, alias “El Cisne” o “El Pato de Tuxpan”.

Refiere el informe de la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas. Aquí algunos fragmentos:

“Una de estas compañías, ADT Petroservicios, fue un activo importante en las operaciones de lavado de dinero de Los Zetas. Francisco Colorado Cessa, el acusado en los Juicios de Austin, fundó la compañía.

“Ese mismo año, Los Zetas comenzaron a expandir su influencia en la esfera política. “Efraín Torres, uno de los fundadores de Los Zetas, proporcionó grandes cantidades de dinero a un candidato a la gubernatura del Estado de Veracruz. Según la declaración bajo protesta de un agente del FBI, este candidato fue Fidel Herrera, quien ocupó el cargo de gobernador de Veracruz del 2004 al 2010. Durante los Juicios de Austin, varios testigos también mencionaron pagos a la campaña electoral de Fidel Herrera en el 2004”.

Efraín Torres, alias Z-14, murió en un enfrentamiento en Villarín, a kilómetros del puerto de Veracruz, en una carrera de caballos que congregó a políticos fidelistas, empresarios y narcos.

Prosigue el informe:

“Según las declaraciones de Hinojosa (José Carlos, ex contador del Cártel del Golfo antes de la secesión de su brazo armado, Los Zetas), además de estos pequeños negocios, Los Zetas, a través de Francisco Colorado Cesa y su compañía, ADT Petroservicios, también llevaron a cabo operaciones de lavado de dinero a una mucha mayor escala.

“Esta empresa es especialmente importante por sus supuestas transacciones con el Estado, particularmente con gobernadores. Como se abundará con mayor detalle más adelante, los testigos declararon que Los Zetas pagaron grandes cantidades de dinero a candidatos durante sus campañas para gobernador. Había un entendimiento entre el cártel y los candidatos que si ganaban las elecciones, una vez en el poder, los candidatos usarían su influencia para que se asignaran contratos federales relacionados con proyectos de limpieza de PEMEX a ADT Petroservicios. Gracias al financiamiento intensivo de Los Zetas y a los contratos públicos que se le asignaron, ADT Petroservicios creció y se expandió hasta, eventualmente, convertirse en una de las piezas clave para las operaciones de lavado de dinero del cártel”.

Cita el informe a José Guillermo Herrera, funcionario duartista:

“José Guillermo Herrera Mendoza, un político del estado de Veracruz, fue implicado en el secuestro y extorsión de Alfonso del Rayo, un empresario de bienes raíces de Veracruz. Herrera Mendoza era el Subsecretario de Turismo para el estado de Veracruz durante esta conspiración la cual empezó en diciembre del 2010. A principios de diciembre, del Rayo fue secuestrado, privado de su libertad y torturado por Los Zetas durante 9 días. Los Zetas le exigían que pagara $50 millones de pesos a cambio de su libertad. Sin embargo, del Rayo fue liberado sin pagar el rescate después de que Herrera Mendoza intercedió por él ante Carlos Nayen, quien lavaba dinero para Los Zetas. Después de ser liberado, del Rayo fue obligado a comprar un caballo de carreras para regresarle el favor que Nayen le había hecho a Herrera Mendoza”.

Y el caso del crimen de una contadora en casa de Javier Duarte, de la que no se da nombre:

“Uribe (Mauricio) describió una reunión que él tuvo con Lazcano (Heriberto, el máximo líder zeta, hay fallecido), Cien, Daniel Menera y una contadora en una casa que le pertenecía a Javier Duarte, el gobernador de Veracruz del 2010 al 2016. Según Uribe, Lazcano mató a la contadora después de esta reunión justo en el jardín de esta casa.

“En otra ocasión, Efraín Torres, un líder de Los Zetas, le dio $12 millones de dólares a Colorado Cessa para apoyar la campaña electoral de Fidel Herrera para gobernador de Veracruz en el 2004”.

Pancho Colorado sería propietario de parte de la reserva territorial de Coatzacoalcos, vendida a precio de ganga, luego reintegrada al gobierno de Veracruz en una maniobra fraudulenta, evitando el embargo, buscando Fidel ocultar esa liga. Fallido intento, las escrituras lo hunden.

Lo que siguió fue la violencia, el santuario de los Zetas, el fidelismo y el duartismo otorgando impunidad a la banda criminal, sus policías coludidas, su aparato judicial entre la espada y la espada, su prensa amordazada sin poder decir que Veracruz quedó en poder de los zetas. 

 

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta