Mafia gubernamental de Yucatán opera el despojo de tierras ejidales en Valladolid a la familia Cahum frente a la Laguna Chabela

0
127
Foto: Laguna Chabela, Ejido de Valladolid, Yucatán / Efraín Cahum, José Gpe. Cahum, Elías Cahum y Cecilia Cahum
Foto: Laguna Chabela, Ejido de Valladolid, Yucatán / Efraín Cahum, José Gpe. Cahum, Elías Cahum junto a su esposa e hijos, Cecilia Cahum y Victor Cahum 

Introducción

En el municipio de Valladolid, Yucatán se enceuntra el polígono ejidal homónimo (Valladolid) conformado por 5,000 hectáreas donde existen 704 ejidatarios reconocidos a través de Asambleas.  

Entre esos ejidatarios reconocidos se encuentra la familia Cahum, comprendida por el padre José Guadalupe Cahum Uc y sus hijos Efraín, Elias, Cecilia y Victor Cahum Cahum.

El señor José Guadalupe Cahum posee el reconocimiento de la posesión desde el año de 1988 y en el año de 1999 recibió constancia por parte del Comisario Ejidal y por la Procuraduría Agraria de Yucatán como el legítimo ocupante de las 40 hectáreas que le corresponden por el reparto agrario establecido en nuestro país después de la Revolución Mexicana.

Dentro de sus 40 hectáreas ubicadas en el polígono del Ejido de Valladolid se encuentra la hermosa Laguna Chabela, un cuerpo de agua con gran potencial para ser considerada como Área Natural Protegida o para ser utilizada como lugar eco turístico por su gran biodiversidad de flora y fauna.

José Gaudalupe Cahum Uc reconocido por el Ejido de Valladolid como ocupante desde el año 1988

Problemática

La familia Cahum tiene un problema. La belleza natural de su polígono ejidal basado en la Laguna Chabela ha llamado la atención de personajes políticos del estado de Yucatán que buscan apropiarse del terreno ejidal a través de la manipulación del derecho agrario donde destaca la figura de Rafael Acosta Solís, ex procurador agrario del estado de Yucatán.

Rafael Acosta Sólis

La disputa por sus terrenos comenzó cuando el padre José Guadalupe Cahum Uc permitió asentarse a otra familia en su polígono ejidal. Esta familia encabezada por Severiano Maz Kumul y por Leobardo Maz Kumul pidió permiso para poder vivir en el terreno cercano a la laguna en el año 2006 y la familia Cahum accedió de buena fe compartir el agua de la Laguna Chabela.

Sin embargo, la realidad es que Severiano Maz Kumul y Leobardo Maz Kumul estaban siguiendo órdenes de Rafael Acosta Solís para seguir un plan establecido dentro del derecho agrario para despojar de sus terrenos a la familia Cahum.

Esta gente opera como una mafia que sabe como utilizar el derecho agrario para imponerse en tribunales a través de falsas asambleas y la falsificación de firmas.

El objetivo de estos mafiosos es establecer un usufructo por parte de la familia Cahum, para eso requieren de su firma. El usufructo es un contrato por medio del cual el propietario de bienes muebles o inmuebles otorga al usufructuario el derecho real y temporal de disfrutar de sus bienes, adquiriendo el usufructuario la facultad de hacer suyo todo lo que produzca el bien.

Antecedentes

El único error de José Guadalupe Cahum fue tener un buen corazón y haber confiado en la palabra de Leobardo Maz Kumul.

En el año 2016 esta mafia agraria encabezada por los Maz Kumul, por Matilde Zul Cervera y por el ex procurador Rafael Acosta Solís secuestraron a el Sr. Guadalupe Cahum y a su hijo Elías Cahum para obligarlos a firmar el convenio donde ellos aceptaban el usufructo y accedían a  ser removidos a otra región del polígono sin acceso a la laguna y despojándolos de sus terrenos.

Imagen: Elías Cahum secustrado y golpeado / Proceso

Elías Cahun fue golpeado por sus secuestradores y cuando la policía municipal de Valladolid llegó al Ejido ayudaron a los secuestradores para exigir la firma de los Cahum a cambio de su liberación.

Sin embargo, la valiente familia Cahum se negó a firmar, por lo que fueron enviados a los juzgados de Valladolid donde las autoridades corruptas en abierto contubernio con la mafia agraria los apresaron 72 horas en los separos de la localidad siendo ellos las víctimas del secuestro según documenta la revista Proceso.

Esta familia han sido los guardianes de la Laguna Chabela durante más de 30 años. Mismos donde han respetado la sustentabilidad del ecosistema.

La lucha continúa

La familia Cahum representa el legado de nuestra revolución mexicana, son agricultores mayas que poseen una riqueza que está más allá del dinero y del sistema capitalista.

Ellos se consideran gente humilde que desconoce de leyes, pero en su consciencia está el conocimiento empírico del derecho agrario y de sus legítimos derechos como ejidatarios de Valladolid.

Los hermanos Efraín, Elías, Cecilia y Victor Cahum son guardianes de la Laguna Chabela, poseen un conocimiento ancestral para sobrevivir en armonía con el ecosistema. Ellos son parte de una cosmovisión del mundo que el dinero y el sistema corrupto no entienden.

Foto: LNR / Laguna Chabela

Próxima Audiencia

El próximo 28 de noviembre de 2017 la familia Cahum tienen una audiencia en la Procuraduría Agraria en la Ciudad de Mérida, Yucatán para resolver el futuro sobre su polígono ejidal.

Sus adversarios ya han operado el despojo de terrenos en otras lagunas de la región, como el caso de Tres Lagunas y la Laguna Yotzonot donde a través de la Sociedad Xaam Naa de Matilde Zul Cervera apoyada por el exprocurador Rafael Acosta Solís quien presuntamente opera bajo el cobijo del gobernador Rolando Zapata Bello.

Imagen: Rolando Zapata / Sipse

Sin embargo, la familia Cahum sabe que “la tierra es de quien la trabaja” porque conocen el legado de la revolución heredado por la ideología de Emiliano Zapata, el caudillo del sur que se puede ver plasmado en murales en todos los ejidos del país.

Desde la La Nueva Revolución daremos cobertura a la audiencia del próximo 28 de noviembre para ayudar a la familia Cahum en la legítima lucha en defensa de su propiedad ejidal y continuaremos la denuncia de esta mafia que opera el despojo de tierras al cobijo de las autoridades del estado de Yucatán.

Mural: Emiliano Zapata

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta