Senadores del PRI buscan modificar la LFT para que las empresas puedan sustituir a su personal por empleados outsourcing y de esta forma eliminar el pago de pensiones

0
43
FOTO: OCTAVIO GOMEZ
FOTO: OCTAVIO GOMEZ

LNR.- Según información de MSN se prospectan varias reformas a la Ley Federal de Trabajo (LFT). El pasado 7 de diciembre dos senadores priistas presentaron una iniciativa que elimina todos los candados a la sub-contratación (outsourcing).

En teoría la sub-contratación no debería ser un problema si el Estado establece políticas públicas para que los derechos laborales no se vean vulnerados. Sin embargo, en el caso de México se busca eliminar con esta propuesta la obligatoriedad de los contratantes a asignar el recursos para las pensiones de retiro (Afores).

Los responsables de esta iniciativa son los senadores priistas, Tereso Medina Ramírez, quien es miembro de la Confederación de Trabajadores Mexicanos (CTM) desde 1980 e Isaías González Cuevas, integrante y ex funcionario de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

Estos legisladores de extracción del gremio obrero presentaron ante el Senado de la República la iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo. Ahí proponen quitarle todos los candados a la sub-contratación; es decir, abre la puerta de par en par al outsourcing o subcontratación, con una fuerte reducción de las prestaciones laborales que actualmente se establecen en el marco jurídico.

La propuesta busca reformar el Artículo 15 A de la LFT para establecer como única obligación de la empresa contratante con sus trabajadores, el registro ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y darle constancia de inscripción al Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

Según la opinión de expertos en materia laboral consultados por el medio SinEmbargo, si la Ley pasa como está podría tener efectos en términos de desigualdad y bienestar en los mexicanos, ya que si el Gobierno federal busca avanzar hacia la flexibilización laboral, debería proponer a la par políticas para dar a los trabajadores contratados por outsourcing, acceso a la salud, una pensión, seguro de desempleo, indemnización, etcétera.

De igual forma criticaron que los resultados emitidos en cifras resulta evidente que la política laboral no ha dado los frutos esperados en bienestar ni en generación de empleos de calidad aunque el gobierno actual presume la creación de 3 millones de nuevos empleos durante el sexenio.

Actualmente, la Ley establece ciertos topes a la contratación vía outsourcing.

  • Está prohibido que todo el personal de una empresa completa esté contratado bajo el esquema de la sub-contratación (outsourcing)
  • No se puede sub-contratar a alguien que realice el mismo trabajo que alguien contratado directamente
  • No se permite que la empresa se deslinde de sus obligaciones patronales transfiriendo las posiciones de trabajo hacia trabajadores sub-contratados para minimizar costos con trabajadores con menos derechos laborales

Todos estos candados podrían eliminarse con la reforma que busca impulsar el PRI a la LFT y de esta forma abrir paso a la sub-contratación en todas las empresas que hoy son obligadas por la Ley Federal del Trabajo a ofrecer prestaciones laborales a su personal.

Imagen: Senadores del PRI

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta