Salma Hayek se suma a las denuncias de acoso sexual en contra del productor sionista Harvey Weinstein durante la filmación de “Frida”

0
75
Imagen: Salma Hayek
Imagen: Salma Hayek

LNR.- La actriz mexicana se convirtió este miércoles en la última en denunciar públicamente los episodios de acoso sexual que padeció al trabajar con el productor sionista Harvey Weinstein.

Según Salma Hayek, las  tácticas de persuasión de Weinstein iban desde hablar dulcemente y prometer cosas, hasta alguna vez, en un ataque de ira, le dijo las palabras más temibles: ‘Te voy a matar, no creas que no soy capaz“, escribe Hayek en un artículo publicado en el diario The New York Times, con versiones en inglés y español.

La artista describe al detalle las múltiples situaciones de agresiones y coacciones que asegura vivió al trabajar con Weinstein hace una década, antes y durante el rodaje de la filmación “Frida”.

El equipo del productor reaccionó de inmediato y emitió un comunicado en el que niega las acusaciones de Hayek además de asegurar que Weinstein tiene muy buena opinión de ella y apoya su carrera.

“Tuve que enfrentarme a mi cobardía y aceptar humildemente que mi historia, aunque importante para mí, es sólo una gota en un océano de confusión y dolor”, expone Hayek, que es la primera artista latina con fuerte presencia en Hollywood que habla sobre problemas con Weinstein.

La actriz mexicana cuenta que, a principios de la década de 2000 se acercó al que consideraba “el mago de la nueva ola del cine”. Salma quería llevar a la pantalla grande una producción acerca de la artista mexicana Frida Kahlo y se acercó a Weinstein y su “imperio” del cine para materializar su sueño.

“Lo único que sabía de Harvey en ese momento era que tenía un gran intelecto, que era un amigo leal y que era un hombre de familia”, cuenta Hayek.

 

Luego de comenzar los trabajos de preproducción para la película, comenzó a vivir lo que describe como “la ira maquiavélica de Harvey”. En varias líneas de su relato, Hayek describe el calvario que tuvo que vivir en el trabajo día a día con Weinstein, a quien le tuvo que decir “no” a sus constantes acosos.

Desde rechazar abrir la puerta de su habitación de hotel por las noches, rechazar ducharse con él, rechazar que le diera un masaje, hasta otras situaciones más graves: “No a dejarlo que me hiciera sexo oral”, dice Hayek.

 

Me destruyó el alma, porque debo confesar que en ese momento, abrumada por una especie de síndrome de Estocolmo, quería que me viera como una artista: no sólo una actriz capaz, sino alguien que podía identificar una historia que valía la pena contar y que tenía la visión para contarla de una manera original”, señala Hayek.

El equipo de Harvey Weinstein respondió este miércoles al texto de Hayek por medio de un comunicado que envió a varios medios de comunicación.

Weinstein considera a Salma Hayek una actriz de primera clase y la contrató para varias de sus películas. Estuvo muy orgulloso de su nominación a un Oscar como mejor actriz por su interpretación en ‘Frida’ y continúa apoyando su trabajo”, se lee en el documento. En el comunicado se reconoce que hubo roces, pero se desmiente que Weinstein impusiera ninguna escena erótica en particular según información de la BBC.

Cabe señalar que la película se estrenó en múltiples cines y tuvo el respaldo de una gran campaña publicitaria y un enorme presupuesto de promoción para los premios de la Academia.

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta