Aspiración presidencial del PRI nació muerta con Meade, existe preocupación en “Los Pinos” por falta de crecimiento en las preferencias

0
30
Imagen: PRI / Meade
Imagen: PRI / Meade

LNR.- Existe preocupación en las altas esferas de poder del PRIAN por la falta de “punch” de José Antonio Meade, mismo que se ha mostrado como lo que es, un político gris sin capacidad de conectar con la gente en el discurso. Es un tecnócrata incapaz de inspirar empatía o esperanza como orador, a diferencia de Ricardo Anaya que a través del populismo al estilo Andrés Manuel ha logrado concretar mejores resultados en comparación de Meade.

En ese sentido existe un temor lógico porque el ex secretario de Hacienda sigue firme en el tercer lugar de las preferencias y además el crecimiento de Morena lleva una tendencia alcista que prospectan puede superar el techo de treinta puntos según el análisis de LPO.

Sin embargo, Peña Nieto y su grupo compacto señalan que no habrá cambio y no solo eso: que José Antonio Meade es la mejor posibilidad en el horizonte del PRI, la mejor carta para buscar continuidad cuando todos los focus groups que llegan a Los Pinos dicen que la sociedad busca un cambio.

El presidente hace paralelismos permanentes con la campaña de 2012. Entiende que la diferencia central es que en esa ocasión a esta altura de enero ya habían agarrado fuerza las tres campañas centrales (PRI, PAN y Morena) y que en este caso eso no ocurre porque hay un fuerte sentimiento anti-sistémico en el electorado y que el cálculo central gira en torno a cómo no saturar aún más a las personas.

Peña sigue creyendo que el tema de la campaña debe ser la economía. Cuando uno de sus interlocutores le dijo que la economía no está funcionando para amplios sectores de la población la respuesta fue inmediata: “con López Obrador funcionará aún menos y eso se verá en la campaña”.

Maneja cifras y  números con gran precisión. Pone ejemplos que van de lo macro para luego hablar de pequeños municipios de Coahuila. “El discurso de amnistía le está restando mucha fuerza a Morena en estados norteños, ya lo hemos medido”, dispara. Evidencia que ha estudiado en detalle las cuatro elecciones del año pasado.

La tesis desde Los Pinos es impulsar un escenario de fragmentación del voto que era lo que decía en el mes de noviembre, a decir ahora que la jugada es reforzar al máximo la polarización.

Los candidatos independientes tienen una elección más difícil de lo que se pensaba meses atrás, tanto Jaime Rodríguez Calderón como Margarita Zavala.Su tracking dario le dice que lograrán las firmas para la candidatura pero no les será fácil meterse en la conversación de la elección.

El segundo elemento es que hace poco recibió un primer análisis sobre la cruza de votos. Una ecuación que llegó a Los Pinos y que viene a decir que en un escenario de polarización, entre Meade y AMLO, los panistas se van con Meade. En cambio, si las opciones son López Obrador y Ricardo Anaya, los priistas podrían votar a Morena o terminar apoyando al Bronco. De ahí la frase más rutilante de ese ocaso en el corazón del Edomex: “piensen la campaña como de dos vueltas, la primera es ganar el segundo lugar y el balotaje son las últimas seis semanas de campaña”.

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta