Mancera ordenó maquillar cifras de inseguridad en CDMX clasificando erróneamente carpetas de investigación

LNR.- Durante el último año del gobierno central del PRD la cifra de delitos se mantuvo estable, con más o menos 35 o 25 reportes de diferencia según información de LPO.

Esto fue lo que informó Ernestina Godoy a Claudia Sheinbaum: previo a las elecciones de julio de 2018 y con el fin de disminuir -al menos en papel- la incidencia delictiva, Miguel Ángel Mancera impuso una cuota a los Ministerios Públicos para no superar determinado número de carpetas de investigación y clasificar cada nuevo delito como “denuncias de hechos”.

Con ello, los Procuradores del ex Jefe de Gobierno dejaron fuera de registro -por ejemplo- 465 homicidios dolosos cometidos entre 2016 a noviembre de 2018 (81 homicidios en 2016, en 2017 faltaron 173, en tanto que 211 el año pasado). Esta mañana, la titular de la Procuraduría General de Justicia insistió en que los funcionarios a cargo del hoy senador clasificaron mal intencionalmente 667 carpetas de investigación por el delito de violación (49% del total en 2018).

“Las carpetas están, las estuvimos revisando, están bien integradas. En el registro nos encontramos que estaban como denuncia de hechos. Es el mal registro pero no la integración de la carpeta. El problema es tratar de aparentar que las estadísticas están a la baja. Yo creo que se descuidaron cuando perdieron o ya no les interesó”, declaró la funcionaria capitalina.

Así que, más los 682 que fueron clasificadas correctamente, mil 349 casos fueron los que se relacionaron con violencia contra la mujer en la Ciudad de México, durante el año pasado. “Revisamos carpeta por carpeta sin ninguna discriminación”, explicó Godoy.

“Las teníamos como denuncias de hechos la mayoría de ellas. Por lo tanto, nos fuimos a hacer los comparativos mes por mes. Vemos que de enero a julio, están bajas, controladas, por alguna razón que no conocemos, pero casualmente el primero de julio [día de la elección], se empiezan a registrar de manera diferente y hay un aumento grande: 33 a 70, en un momento 87, nosotros llegamos en diciembre registramos 113 y en enero 84”.

El “maquillaje de cifras”, explicó un operador de Godoy a esta redacción, fue el plan de emergencia luego de que se desbordó la violencia en la capital y el supuesto reproche sobre el Nuevo Sistema Penal como una puerta giratoria para delincuentes reincidentes, dejó de surtir efecto.

“Como dice la procuradora, el manejo faccioso de la información impactó sí y mucho pero en las estadísticas criminales, no en la realidad de los capitalinos. No se entendía cómo durante la transición Amieva-Sheinbaum los delitos desbordaron oficialmente la capital. Ésta es la respuesta: siempre estuvo desbordaba, aunque maquillada”, relató la misma fuente a LPO.

“Qué bueno que se inicie la investigación y, al respecto, nosotros estamos tranquilos”, respondió Mancera Espinosa. “Confío en mis procuradores, en lo que a mí me informaron. Entiendo que hay un debate técnico de cómo se clasificaba. No hay delitos desaparecidos, porque ahí están las carpetas”.

Haciendo una revisión rápida a la hemeroteca es posible descubrir la denuncia y señales de alerta que lanzó el Observatorio Nacional Ciudadano, el cual acusó a la Procuraduría General de Justicia capitalina de generar una “percepción errónea” por la supuesta manipulación de las estadísticas de los índices delictivos, principalmente en el delito de robo a transeúnte.

“La autoridad capitalina nos compartió, nos dio su explicación y nos dijo que esto se debe a que decidieron registrar el robo de celulares en un rubro aparte. Sin embargo, a nivel nacional, esto no se hace en ningún lugar, lo hace sólo la Ciudad de México”, subrayó entonces Francisco Rivas, director del Observatorio.

Y añadió: “Si seguimos haciendo este tipo de manipulaciones. Lo que hacemos es generar en el ciudadano la percepción de que la autoridad está manipulando, la autoridad está mintiendo”.