Lenín Moreno derogó el paquetazo del FMI tras 12 días de movilizaciones, sin embargo persecución política continúa, son 7 opositores que están refugiados en la Embajada de México en Ecuador

Imagen: HispanTV

LNR.- Las calles de Quito se inundaron de manifestantes festejando en la noche del domingo tras el anuncio por cadena nacional de la derogación del decreto 883 ordenado por el FMI, que eliminaba los subsidios a los combustibles, duplicando los precios de la gasolina. El acuerdo, del que participaron las direcciones del movimiento indígena, supone redactar un nuevo decreto del que no se definieron detalles.

Tras 12 días de movilizaciones callejeras, que enfrentaron el estado de sitio y una represión brutal que dejó al menos 7 muertos y cientos de heridos y detenidos, el Gobierno se reunió este domingo con las direcciones de los movimientos indígenas para establecer una mesa de diálogo que fue televisada en directo.

Luego de dos horas de cuarto intermedio, y con la mediación de la ONU y la Conferencia Episcopal, se anunció el acuerdo al que se había llegado entre el Gobierno y las direcciones de los movimientos indígenas, con la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE) a la cabeza.

No se dieron detalles de cómo sería el nuevo decreto que el Gobierno diseñará con las direcciones indígenas, pero éstas le garantizaron una paz social inmediata

El acuerdo fue leído por el representante de la ONU: “Como resultado del diálogo se establece un nuevo decreto que deja sin efecto el decreto 883, para lo cual se instala una comisión que elaborará uno nuevo”. La comisión estará integrada por miembros del Gobierno y las direcciones indígenas, y a cambio estas últimas se comprometieron a suspender las movilizaciones en todo el país.

El Gobierno de México informó este lunes a través de su Secretaría de Relaciones Exteriores que su Embajada en Quito (Ecuador) está brindado “protección y resguardo” a otros seis dirigentes ligados al expresidente ecuatoriano Rafael Correa, que se suman a la asambleísta Gabriela Rivadeneira, quien accedió al establecimiento diplomático el 12 de octubre. 

Según el comunicado publicado por la Administración de Andrés Manuel López Obrador, los nuevos ingresantes son los asambleístas nacionales Carlos Viteri y Soledad Buendía, junto al asambleísta alterno nacional Luis Fernando Molino, así como sus cónyuges.

“Nuestro país reitera su compromiso con el respeto, protección y promoción de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su afinidad política”, sostuvieron las autoridades mexicanas. En esa línea, la nación norteamericana reafirmó “su postura de no intervención y su deseo por una salida democrática, pacífica y dialogada a la situación por la que cruza el Ecuador”.

La asambleísta Gabriela Rivadeneira en la Asamblea Nacional de Ecuador. / Flicker / @Asamblea Nacional del Ecuador

Por su parte, Rivadeneira, expresidenta de la Asamblea Nacional y una importante dirigente del correísmo, explicó el domingo los motivos por los cuales pidió la protección mexicana: “No hemos cometido ningún delito. En lo personal, he padecido un seguimiento extrajudicial en los últimos días”.

Más en detalle, precisó que habría sido vigilada por “agentes de Inteligencia, carros de la Policía, militares y civiles”, frente a su domicilio, despacho personal y espacios de militancia. Aquellas situaciones de “acoso y amedrentamiento” habrían sido informadas a la ministra de Gobierno, María Paula Romo, “sin obtener respuesta”.  

COMUNICADO:

Las diferencias políticas deben tramitarse con argumentos y con altura, jamás con amenazas mucho menos en contra de los hijos, ni a los míos ni a los de nadie.

Respecto del pedido de protección en la Embajada del hermano país de México, manifiesto lo siguiente

Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

3.16713:07 – 13 oct. 2019