Sale a relucir papel de la DEA en el operativo de Culiacán; Analista geo-político Alfredo Jalife aduce hipótesis de desestabilización política en contra de López Obrador

LNR.- El medio informativo Ríodoce publicó (16.09.2019) a mediados de septiembre una hermética reunión entre el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel y Uttam Dhillon, director interino de la Administración para el Control de Drogas en Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

A través de su plataforma en redes sociales, Andrés Manuel López Obrador informó que recibió una llamada de su homólogo estadounidense, Donald Trump, para solidarizarse por los hechos ocurridos este jueves en Culiacán, donde un operativo de la Guardia Nacional para detener a Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo”, culminó con una ola de violencia por toda la ciudad y la liberación del heredero y cabecilla narco.

“Recibí llamada del presidente Trump expresando su solidaridad por los hechos de Culiacán. Le agradezco el respeto a nuestra soberanía y su voluntad por mantener una política de buena vecindad, sustentada en la cooperación para el desarrollo y el bienestar de nuestros pueblos”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

La mención sobre el respeto a la soberanía de México alimentó las versiones según LPO sobre una presunta intervención decisiva de las agencias de seguridad de los Estados Unidos en el operativo de captura de Ovidio.

El reconocido analista geopolítico Alfredo Jalife Rhame ha sido sumamente crítico con Alfonso Durazo e inclusive ha lanzado la hipótesis de que lo sucedido en Culiacán fue “una trampa” (sic) en contra del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Alfonso Durazo cayó en contradicciones al atribuir la detención de Ovidio Guzmán a un patrullaje de rutina y luego aceptó que se había tratado de un operativo especial que tenía como finalidad la extradición hacia los EE.UU.

Por su parte el Canciller Marcelo Ebrard señaló que “México ya abandonó la idea del daño colateral. Si se hubiese dado la orden de continuar con ese operativo, habría más de 200 muertos. En la doctrina tradicional lo importante sería detener a una sola persona. Pero nosotros no aceptamos ese daño colateral, porque la vida de las personas está por encima de una o dos detenciones”.

El canciller aseguró que López Obrador aceptó el ofrecimiento de ayuda que extendió Trump, y pidió que Estados Unidos colabore de una vez en el combate contra el tráfico de armas. El titular de la Secretaría de Relaciones Exterior recordó que en Culiacán se observaron armas de grueso calibre, capaces de penetrar incluso a camiones blindados. “Más del 80% de esas armas provienen de EU”, afirmó.

El embajador estadounidense en México, Christopher Landeau, confirmó la conversación entre los mandatarios y dijo que Trump había destacado el apoyo total de los Estados Unidos a la lucha contra el crimen organizado.”Dediquemos nuestra energía a derrotar a los delincuentes que nos amenazan a todos. Juntos podemos”, añadió Landeau.

Según información de LPO, el hijo del presidente estadounidense, Eric Trump, habitual invitado de la cadena Fox News para defender las políticas de su padre en sus programas, había hecho mención al episodio en Cualicán también a través de Twitter, calificándolo como “demente” y asegurando que “la falta de ley en México es la razón por la que necesitamos un muro fuerte”, haciendo referencia a una de las promesas más polémicas y que ha generado mayor rechazo en México.

Cabe señalar que el medio local de Culiacán Ríodoce señala que la reunión de la DEA con el Gobierno de Sinaloa “se dio en tiempos de la paz narca”, puntualizando que no hay una guerra al interior del cártel de Sinaloa y que todo pareciera marchar viento en popa bajo acuerdos que involucran a los hijos de Joaquín Guzmán, a Ismael Zambada y hasta lo que quedó del clan de los hermanos Beltrán Leyva. No hubiera sido posible en medio de un conflicto interno.