SEDENA: El 70% de las armas ilegales en México provienen de EE.UU.

LNR.- La Secretaría de la Defensa Nacional reveló con fotografías las distintas modalidades del tráfico de armas, que pueden llegar al país dentro de televisores, lavadoras, puertas de automóviles, entre los asientos de camiones y tráilers.

Durante la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, Sandoval dijo que los cartuchos se esconden dentro de botellas de refresco, baterías de automóvil, dentro de chocolate en polvo, en cilindros de gas, en el tanque de combustible, o como en el caso de un tractocamión, en cuyo interior se transportaban hasta 50 mil municiones.

El secretario de la Defensa Nacional detalló que las revisiones en las aduanas son aleatorias, ya que si se revisaran todos los vehículos habría filas de cientos de kilómetros. Cuando se han intensificado las revisiones, explicó, se han generado filas de hasta 12 kilómetros.

Señaló que, al hacer inspecciones aleatorias, además de agilizar el tránsito de ingreso al país o por las carreteras en territorio nacional, se busca evitar un daño a la economía, porque hay quienes transportan alimentos perecederos.

Sandoval dijo que se estima que hay en territorio mexicano un millón 679 mil armas ilegales por recuperarse y que la mayoría ingresa por vía terrestre.

Mientras las Fuerzas Armadas y los cuerpos de seguridad entre 2009 y 2019 adquirieron 468 mil armas, se estima que ingresaron de manera ilegal dos millones, 200 mil por año. Otras 12 mil armas fueron robadas o extraviadas. 

Alrededor de un 70 por ciento de las armas aseguradas viene de Estados Unidos, y el resto de España, Austria, Italia y otros países.

De las que provienen de Estados Unidos, tienen su origen en Texas, Arizona, Nuevo México y California, donde hay 22 mil licencias para ventas.

 “Hemos hecho aseguramientos de diferentes formas, la mayoría en vehículos en transporte de carga que hacen modificaciones para poder meter las armas en la estructura de la unidad, vehículos particulares” indicó el titular de la Sedena, quien detalló que también pasan por aduanas y por ferrocarril.

El mismo mecanismo por el que se distribuye drogas también se usa para armas, apuntó.

Explicó que en la presente administración se cambió el sentido de la revisión de los puestos militares de seguridad. Mientras que antes era de sur a norte para detectar droga, ahora también se revisa de norte a sur, en los que se han encontrado armas que son usadas por distintos grupos criminales de los cárteles de la droga.

Fuente: La Jornada