Andrés Manuel López Obrador niega presunto plan para re-nacionalizar el sistema nacional de ferrocarriles privatizado por Ernesto Zedillo en 1996 en una concesión de 50 años de duración

0
39
Imagen: Screen Shoot
Imagen: Screen Shoot

LNR.- Durante su conferencia matutina del 12 de junio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador desmintió una información referente a la preparación de un plan para nacionalizar y transformar el sistema nacional de ferrocarriles.

Cabe contextualizar que durante el sexenio (1994-2000) del presidente Ernesto Zedillo entre los años 1996 y 1998, el Gobierno privatizó el sistema ferroviario mexicano. Otorgó concesiones por entre 20 y 50 años al Grupo Ferroviario Mexicano (Ferromex), Grupo Acerero del Norte (Peñoles), Medios de Comunicación y Transporte de Tijuana, Grupo Triturados Basálticos (Tribasa) y por mil 400 millones de dólares a Transportación Ferroviaria Mexicana (TFM), asociada con la estadounidense Kansas City Southern Industries.

Al término de su gobierno, Zedillo Ponce de León participó en el Consejo de Administración de Union Pacific, miembro del Grupo Ferroviario Mexicano (GFM) formado también por Grupo México e Ingenieros Civiles Asociados (ICA), a quien le dio una concesión en 1997 para operar el Ferrocarril Pacífico Norte.

“Ahora sí que volaron, pero hasta el más allá, al infinito y más allá. Nunca lo hemos planteado, nunca lo he propuesto, ni en las reuniones al interior del gobierno, ni en público… Dice que vamos nosotros a nacionalizar. ¿Por qué esta nota? Para atemorizar, para crear incertidumbre, para seguir con la misma cantaleta de que somos comunistas, de que estamos actuando como en Venezuela, o de manera más nacional, como [el expresidente Luis] Echeverría. Es eso, pero es totalmente falso, completamente falso”, comentó.

El plan de construcciones del Tren Maya
© AP Photo / Marco Ugarte

El mismo día, el diario El Universal publicó una nota donde asegura que el Gobierno mexicano prepara un proyecto para recuperar el control del sistema ferroviario nacional, pues considera que su falta de competitividad ha afectado a la industria y la ciudadanía del país.

Ese proyecto, llamado Gran Visión Sistema Ferroviario Mexicano, supuestamente elaborado por la Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario (ARTF) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), es un plan de 50 años que propone un nuevo marco legal, regulatorio y fiscal para beneficiar a todos los sectores, no sólo a las empresas que “toman decisiones siguiendo sus propios intereses”, afirma el periódico mexicano.

Por otra parte, López Obrador consideró que la privatización de los ferrocarriles durante la década de 1990 “fue una de las aberraciones más lamentables del periodo neoliberal; esto lo hizo [el expresidente] Ernesto Zedillo, de que entregó los ferrocarriles, y terminando se fue a trabajar de asesor a una de las empresas que se beneficiaron con la privatización de los ferrocarriles nacionales”.

A su vez, reiteró que, en ningún momento, durante las reuniones de su gabinete o en público, se ha planteado la posibilidad de nacionalizar los ferrocarriles.

“No tenemos en nuestros planes nacionalizar los ferrocarriles. Yo me alegré muchísimo cuando me enteré que no habían privatizado el tren del Sureste y del Istmo [de Tehuantepec]. Fíjense cuánto les importaba el sureste: nada. Ni siquiera se apropiaron de esos bienes de la nación”, dijo.

Comentarios en Facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta