Imagen: Elías Beltrán

Columna: La Bola de Cristal 

Ante la renuncia de Raúl Cervantes como titular de la Procuraduría General de la República (PGR), la ley orgánica de la institución señala que él encargado de despacho quedó en la responsabilidad Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la dependencia. 

Antes de su llegada a la PGR, Elías Beltrán trabajó en el unidad de inteligencia financiera de la Secretaría de Hacienda. Allí fue titular del área encargada de implementar la ley antilavado de dinero. 

Elías Beltrán se estrenó como titular en la PGR destituyendo a Santiago Nieto de la FEPADE sin justificación institucional. Sin embargo, se especula abiertamente que su salida fue solicitada desde “Los Pinos” y Raúl Cervantes no quiso ser partícipe de dicha decisión totalitaria y decidió apartarse de la PGR antes de despestrigiar su carrera profesional.

Sin embargo Elías Beltrán no tuvo empacho de poner su cara para cesar a Santiago Nieto sin ninguna justificación jurídica.

Santiago Nieto había denunciado presiones del ex director de la paraestatal mexicana Pemex, Emilio Lozoya Austin, (incondicional de EPN) para absolverlo del mega-escándalo de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.

De acuerdo con la entrevista, Lozoya Austin envió una carta al titular de la FEPADE, en donde pedía que no se le inculpara de desvíos de recursos, que supuestamente fueron utilizados en la campaña presidencial del Partido Revolucionario Institucional en 2012.

En ese sentido, Elías Beltrán ha demostrado ser un esquirol de Peña Nieto sin ninguna ética profesional y al servicio incondicional del presidente. 

Es imperante que la sociedad civil exija la salida inmediata de Elías Beltrán porque ha demostrado ser una pieza de la dictadura perfecta que no ha dudado en establecer el modelo totalitario. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here