Foto: Proceso / Jesús Medina Aguilar

LNR.- El rescatista Jesús Medina Aguilar fue reportado como desaparecido en Morelos desde el pasado 30 de septiembre, está vivo y se encuentra en la Ciudad de México en las oficinas de Proceso según informa el semanario en exclusiva. 

El rescatista Medina Aguilar responsabilizó a los gobiernos municipal –de Tetela del Volcán–, estatal –de Morelos– y federal por cualquier agresión en contra de él o de su familia.

Los últimos tres días fueron para él una pesadilla: los pasó escondiéndose de dos personas que lo amenazaron de muerte por meterse “con el gobierno” y lo persiguieron en una van de color blanco durante varios kilómetros con la evidente intención de embestirlo.

El brigadista de 36 años, originario del municipio de Tetela del Volcán, en Morelos, es periodista en la agencia ARP, un medio local que opera una radio comunitaria y publica el mensual La Gaceta.

En entrevista, asevera que no sabe de dónde ni de “qué nivel de gobierno” viene la amenaza, pero identifica tres situaciones que documentó en las últimas semanas y que pudieron generar la agresión.

Inmediatamente después del temblor del pasado 19 de septiembre, criticó en su medio la tardanza del gobierno municipal en atender la emergencia humanitaria en zonas de riesgo inminentes –como en la colonia Lomas Lindas–, así como en rancherías de la región donde las casas colapsaron.

El pasado 30 de septiembre, a mediodía, Medina grabó con su celular cómo un helicóptero de la Policía Federal se llevó una tonelada y media de víveres desde la unidad deportiva de Tetela del Volcán hacia el poblado vecino de Hueyapan, pese a las quejas de los pobladores.

“En el video se oye cómo la gente se molestó, decía que la ayuda era para Tetela”, dice el periodista, al afirmar que el helicóptero no era necesario, pues Hueyapan se encuentra a escasos kilómetros de la cabecera municipal y está accesible por carretera.

Además, desde hace varios meses el periodista reporteaba la oposición de pobladores de Tetela del Volcán contra un acueducto, que desviará el agua del río Cuautla hacia la central termoeléctrica de Huexca, la cual fue impulsada por el gobierno estatal de Graco Ramírez como parte del llamado Proyecto Integral Morelos.

Al realizar acciones de rescate en la zona, Medina se percató que un grupo de ingenieros se encontraba en las inmediaciones de la cuenca del Río Amatzinac. Preguntó, “en calidad de ciudadano”, qué hacían ahí y le contestaron que analizaban una grieta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here