Imagen: Taringa

LNR.- La nación Argentina ha presentado en los últimos 45 días una considerable devaluación de su moneda. El peso perdió 11 % de su valor en relación al dólar, según información financiera del diario ‘El País’. Esta modificación en la cotización de la divisa tuvo que ver con movimientos y presiones del mercado.

Fue así que el día miércoles comprar un dólar costaba 17,76 pesos argentinos en los bancos y en el mercado paralelo superó los 18 pesos por dólar. 

La tendencia alcista del dólar afecta directamente a la economía argentina que se encuentra, en gran parte dolarizada. El ahorro de la población se hace en la moneda estadounidense y el precio de las viviendas también se mide a partir de esa divisa.

Asimismo, la apertura de las importaciones impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri genera que gran parte de los productos que se venden en el país vengan del extranjero. De esta forma, el incremento del dólar también supone un aumento de los precios en una nación que el año pasado tuvo la segunda inflación más alta de la región, superando el 41%.

Más demanda y menos oferta
El economista de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Pablo Wahren, explicó en entrevista para RT que esta devaluación se debe a que “hay una mayor demanda que oferta”. Es decir, que “están saliendo más dólares de la economía argentina que los que están entrando”.

Según detalló, se debe a dos factores. El primero es el “déficit comercial”. Esto significa que “las importaciones están superando a las exportaciones”. Se trata de “un dato que no es menor, porque en el primer semestre de 2017 se registró el mayor déficit comercial en 23 años”, apuntó el especialista.

Las razones de este fenómeno son la “menor liquidación de las cosechas por parte del sector agropecuario”, producto de que “están a la espera de un tipo de cambio más alto que les dé una rentabilidad más elevada”. 
Y por otro lado, “fundamentalmente, por la apertura importadora”. En el primer semestre “hubo un crecimiento muy fuerte de las importaciones que está asociado a que el Gobierno eliminó distintas restricciones y protecciones que existían”.

El segundo factor es “la fuga de capitales que está en su nivel más alto de los últimos seis años”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here