Protesta contra Grupo México por envenenar el Río Sonora

LNR.- La minera Grupo México del oligarca, Germán Larrea continúa actuando impunemente al emitir contaminantes al río Sonora, pues diariamente remueve 370 mil toneladas de material en la mina de Cananea y parte de los residuos tóxicos de la industria se arrojan a los afluentes de la zona según información del portal Dossier Político. 

El sindicato nacional de mineros acusa que a las autoridades les falta valor para resolver esta situación. Así, el consorcio continúa cometiendo impunemente el delito de contaminación de mantos acuíferos y afectando a la población, señaló Antonio Navarrete, vocero de la sección 65 del Sindicato Nacional de Mineros.

Cananea, Sonora

Simulacro de reparación de daño

En entrevista, Navarrete indicó que luego de que Grupo México ocasionó la mayor tragedia ambiental del país –en agosto de 2014, cuando se derramaron 40 mil metros cúbicos de desechos tóxicos en los ríos Bacanuchi y Sonora, de la mina de Buenavista del Cobre (antes Cananea)– empresa y autoridades simularon reparación del daño al tiempo que continuó la afectación a la salud de habitantes, economía, fauna y agricultura de la región.

Además, Grupo México ha seguido emitiendo contaminantes de manera impune, sin que ninguna autoridad haya hecho nada para frenarlo, señaló Navarrete, quien agregó: ahora los presidentes municipales están por terminar su mandato, y argumentan que les faltó tiempo para solucionar esta situación, pero lo que les faltó fue decisión y valor para sancionar al consorcio, que ha tenido una actuación criminal.

Sostuvo que a los afectados prácticamente les cambió la vida, pues los afectó en su salud y los empobreció más porque las tierras y el afluente quedaron con daño permanente, en tanto, la empresa se mantiene impune, por omisión de las autoridades.

La minera sigue emitiendo tóxicos a los afluentes, lo que fácilmente se puede comprobar si hubiera decisión de las autoridades, pero no tienen valor para hacer que la empresa respete los derechos de los pobladores.

Precisamente, agregó, el conflicto laboral iniciado en 2007 comenzó porque el Sindicato Nacional de Mineros denunció que en Cananea no se cumplía con los parámetros de seguridad, lo cual se comprobó al paso de los años y dañó para siempre comunidades enteras, casi a 23 mil pobladores. Todo esto se agrava, señaló, porque ahora la empresa ya no tiene quien vigile el interior de la mina y porque los hechos delictivos continúan.

Por último, dijo que es fundamental que los pobladores se mantengan organizados, pues Grupo México sigue haciendo y deshaciendo, mientras las autoridades no lo tocan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here