Imagen: Foros Perú

Recrudece la sensación de inseguridad en la ciudad de Cancún, por la disputa de cárteles del narcotráfico.

LNR.- Los turistas y residentes, recuerdan que hace diez años se podía caminar a cualquier hora de la noche por sus calles, las familias salían a ejercitarse, los niños jugaban a altas horas de la noche, los bares, restaurantes y discotecas, lucían llenas de turistas y residente, sin embargo, la gente ya no sale a la calle por miedo a ser atacada o que la relacionen en hechos delictivos, según información de El Universal.

Según Lantia Consultores, una empresa consultora especializada en el análisis  en políticas públicas comentó: Hay presencia de cárteles, células y bandas criminales locales en varios municipios como Cozumel, Felipe Carrillo Puerto, Solidaridad y Benito Juárez, los ubicados son el Cártel de Jalisco Nueva Generación y el del Pacífico, movilizando grupos  en otros municipios.

“El Cartel del Golfo y los Zetas, no tienen una estructura clara y se hallan diseminados en distintas celulas criminales afines y en ocasiones antagónicas, como en el caso de Tamaulipas. En Quintana Roo se registran dos grupos vinculados con estas organizaciones: Los Sureños, relacionados con los Zetas y los Pelones, célula afín al Caártel de Golfo” resultó el análisis de la compañía.

Imagen: La Nueva Revolución

De la misma forma se ha mencionado que varios desertores de diferentes Cárteles, han creado uno nuevo, que es el Cártel de Cancún.

“Cancún ciudad de 10”, uno de los lemas del destino turístico y que muchas veces ha mencionado el presidente municipal de Benito Juárez, Remberto Estrada, este lema se ha quedado lejos de la percepción y se ha convertido en un campo de batalla, en donde ya suman 75 homicidios, extorciones, asaltos a instituciones bancarias, balaceras, asaltos a transeúntes, ataques a la fiscalía, o como el asesinato de un oficial municipal en plena luz del día el 8 de julio.

La Encuesta Nacional  de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENPIVE) 2016, que hace el Inegi, ha dado como resultado que el 57.5% de la población percibe a la delincuencia y a la inseguridad como los problemas de más importancia en el estado, después el desempleo con 40.8% y la corrupción con 35.7%.

Lo que sí es cierto es que “el Cancún de 10” no existe, la gente dejó de usar joyas, dejaron de llevar dinero en efectivo, ya no salen a comer, ni a cenar, ni mucho menos a divertirse por las noches.

Vemos una realidad diferente, de lo que dice El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), quien ha indicado que en cinco años los delitos han disminuido, pasando de 21 a 5 casos entre el 2011 al 2016 y la realidad que se vive.

Según dicho organismo gubernamental, los homicidios dolosos han bajado  entre 2011 y 2014, pero repuntó en 2015 al incrementarse en 33%, respecto al año anterior.

Para muchos habitantes del estado, los números y las cifras, no son validas ni reales, cuando han sido alcanzados por la mano de la delincuencia, ya sea en carne propia o a parientes cercanos, de la misma forma, ocurre específicamente en Cancún, en donde las personas han perdido la confianza, incluso de los mismos cateos y operativos policiacos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here