Imagen: The Magazine

LNR.- Estados vecinos de la unión americana han enviado más de 200 camiones y equipos de bomberos hacia California para combatir los incendios que afectan a esa zona y que hasta hoy (12/10/2017) han dejado al menos 23 personas muertas y miles de personas sin hogar.

“Este es un evento serio, crítico y catastrófico”, señaló el jefe de bomberos de California, Ken Pimlott, de igual forma detalló que los vientos han vuelto a soplar con fuerza, lo que sumado a la sequía ha obstaculizado los esfuerzos para contener las llamas.

Trece de las muertes se han producido en el condado de Sonoma, una región vinícola que ha sido particularmente afectada y es donde 25 mil personas han sido evacuadas de sus casas según información de DW.

Se calculan más de 3.500 casas y negocios consumidos por el fuego, incluyendo varias bodegas en los condados de Sonoma y Napa, el corazón de la producción de vino de los Estados Unidos.

Al momento existen 22 incendios forestales que han arrasado con 68 mil 800 hectáreas. El presidente Donald Trump ha declarado desastre en California, liberando fondos federales y recursos para ayudar a combatir las llamas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here