Imagen: UNAM

LNR.- El lingüista estadounidense visitó la máxima casa de estudios del país para desarrollar su participación en el marco de un evento académico sobre cambio climático, sin embargo al ser cuestionado por los medios sobre temas polémicos el académico norteamericano fue puntual y concreto con sus comentarios políticos al referirse a Donald Trump.

“Un gobernante habilidoso y demagogo, que ha sabido conectar con los “miedos legítimos” de parte de la sociedad, “como antes lo hicieron Hitler o Mussolini”. Así dibujó este miércoles a Donald Trump el intelectual vivo de la izquierda clásica más importante de su país, Noam Chomsky, en una escueta rueda de prensa en Ciudad de México.

“Trump es un fenómeno que refleja el momento en que se encuentra el país después de décadas de políticas que han concentrado el poder político y económico en unos pocos, y que han deformado la capacidad de las instituciones para servir a sus ciudadanos”, añadió el profesor emérito del Massachusetts Institute of Technology (MIT) invitado a México por su universidad insignia, UNAM, al ciclo de conferencias “Los acosos a la civilización De Muro a muro”, organizado en alianza con la Universidad Estatal de Arizona.

El ascenso del magnate republicano es para el lingüista de 88 años, que empezó su activismo político contra la guerra de Vietnam, resultado del vacío, el desamparo y hasta la humillación que siente la clase trabajadora blanca ante el establishment político estadounidense.

“Especialmente el partido demócrata, que se ha olvidado de atender las cuestiones materiales y en ocasiones ha tratado como estúpidos a estas capas de la sociedad”.

“Trump ha conseguido que sientan que es el único político que les da voz, que defiende sus tradiciones y su cultura, que sienten amenazada. Además, ha construido un enemigo externo: los mexicanos, los asiáticos, los migrantes. Es la misma lógica que utilizó Hitler con los judíos, aunque obviamente ni los judíos iban a destruir Alemania ni los migrantes lo van a hacer con EE UU”.

Sobre la renegociación del tratado de libre comercio norteamericano (TLC), el filósofo interpretó la postura intransigente de EE UU como una oportunidad para los otros dos socios “México y Canadá deberían aprovechar para introducir elementos que favorezcan a sus ciudadanos, como los derechos sindicales”, además de subrayar que “el origen del problema del narco en México es EE UU”, recordando que del vecino del norte procede la mayor demanda de drogas y la mayor oferta de armas.

La emergencia de los nuevos movimientos sociales contra las políticas neoliberales de finales de los noventa, conocidos como antiglobalización, recuperaron la figura del veterano filósofo con títulos como Miedo a la democracia o Como nos venden la moto, donde aterrizaba con lenguaje sencillo y voluntad pedagógica los peligros de la desregularaciacón de los mercados y la entronización de las finanzas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here