Imagen: Ilustrativa de la pena de muerte en China / Crónica viva

LNR.- En 2012 fue capturado Jesús Carlos Ortega Urrea por narcotráfico, sólo que este mexicano no fue apresado en el territorio nacional, sino en China. Ahora, tras cinco años de proceso, ha sido sentenciado a pena muerte, convirtiéndose en el primer mexicano en tener esta condena en el país asiático. El cargo que se le adjudica es haber producido drogas sintéticas en una granja de Chenzhou, dentro de la provincia de Hunan, donde se decomisó una tonelada de mentafetamina y cafeína para producir las drogas.

Información: Reporte índigo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here