Imagen: Reve Hotel&Spa

Columna “Bola de Cristal”

Dos décadas de ascenso meteórico para el destino de Playa del Carmen, el llamado “Corazón de la Riviera Maya” y comienza el declive abrupto, sin pausas, sin esperanzas

Imagen: TVIsla Mujeres

 

Los que llegaron al destino a fines de los noventas y principios de siglo atestiguaron el desarrollo vertiginoso de la mancha urbana. Los distribuidores de material de construcción, eléctrico y demás artículos utilizados para la fabricación de vivienda, locales comerciales y cuartos de hotel amasaron grandes fortunas porque la demanda era casi imposible de cubrir.

Lujosos hoteles y condominios se comercializaban en preventa y en algunos sonados casos, cuando eran meramente una idea sobre papel. Especuladores vinieron de todas partes a comprar para revender con sustanciosas ganancias. La inmigración, tanto de mexicanos en busca de oportunidades, como de gente de todos los rincones del mundo fue masiva y continúa. Los que han ido llegando en los últimos cuatro o cinco años han sentido un dejo de decepción. Trabajo abundante aún existe y podrá subsistir a ese ritmo algunos años más.

Pero el destino ha cambiado. La inseguridad dio al traste con el sueño de muchos y acabará con todos. Aunque grandes compañías internacionales continúan con sus planes de expansión en la Riviera Maya y siguen contratando gente, hay rubros que están amenazados seriamente, aquellos que involucran la venta de diversión para mayores de edad y que generalmente operan de noche.

Y este sector emplea mucha gente que está viendo seriamente mermadas sus percepciones de dinero. Miles de personas dependen de ese rubro que está siendo severamente golpeado. Los molestos “enganchadores”, el licor adulterado, la discriminación hacia el turismo nacional son ahora “peccata minuta” comparados con las ejecuciones a cualquier hora del día. El terror se va imponiendo silenciosamente.

Los turistas vienen al destino en plan festivo y después de recorrer balnearios y sitios de interés, se lanzan a las correrías nocturnas, y hoy eso es altamente peligroso. El gastado discurso de que eran eventos aislados fue remplazado por información sobre la llegada de más cuerpos de seguridad federal. Convoyes del ejército, marina y policía federal han tomado el lugar en las carreteras de los vehículos atiborrados de turistas ansiosos de divertirse. Se percibe un ambiente de tensa calma. La gente comienza a cuestionarse entre quedarse en el cuarto del hotel o arriesgar salir. Es imperceptible, pero va afectando.

La emblemática Quinta Avenida de Playa del Carmen sigue luciendo llena y esta temporada de verano podría salvarse. Sin embargo, la pregunta flota en el aire ¿Qué pasará la próxima? ¿Habrá temporada? ¿Es hora de buscarle en otro destino?

Culpar directamente a alguien es inútil. Lo indispensable es aportar soluciones y menos discursos. Los retenes de entrada y salida a Cancún, Tulum o Mérida son inútiles. A cualquier hora que circules por ellos hay pocos elementos de guardia, casi siempre entretenidos con el teléfono móvil y la mayor parte de las veces sin vehículo que les permitiría actuar. La actitud es de indolencia, es como un castigo estar ahí demuestran con su forma de operar.

¿Dónde están los vehículos de la policía? Cuidando funcionarios y ex funcionarios. En una prueba más de lo falso que ha resultado el “gobierno del cambio”, incurren en la añeja práctica de usar policías como mandaderos, choferes o algún otro encargo diferente al de la función policial.

Si los dos mil millones de pesos que se van a tirar a la basura comprando cámaras de video vigilancia se usaran adecuadamente, se lograría combatir de manera más efectiva a la inseguridad que ha sentado sus reales en Quintana Roo. Un policía raso gana menos de siete mil pesos mensuales y la aritmética nos dice que dos mil millones, pagarían el sueldo de un año, ¡de 23, 800 elementos de la policía!

La excusa de que no pasan los exámenes de confianza en muy vaga. ¿Qué Secretario, sub Secretario o miembro de la pandilla de CJ pasaría dicho examen?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here