Imagen: Nuevo Día

LNR.- La isla de Cuba salió bien librada después de que el epicentro del huracán Irma no alcanzó a La Habana, aunque si dejó varios municipios de la capital cubana sin electricidad ni teléfono.

Al redededor de 10.000 personas fueron evacuadas de las zonas costeras a lugares seguros. El Aeropuerto Internacional de La Habana José Martí, por su parte, permanecerá cerrado hasta el mediodía del 11 de septiembre según información de Sputnik Mundo

Él gobierno de Cuba realizó trabajos previos antes de que el potente huracán azotara la isla, los trabajadores de los servicios comunitarios limpiaron las alcantarillas, reforzaron las ventanas y cortaron las ramas de los árboles que representaban un peligro.

El sábado, el huracán Irma azotó la costa noreste de la isla, causando graves daños a la infraestructura turística de Cayo Coco, Cayo Santa María y Varadero. Los turistas ya habían sido evacuados con anterioridad.
Las provincias con mayor afectación por el fenómeno fueron Camagüey y Siego de Ciego de Ávila. 
El huracán arrancó árboles de raíz, destruyó los tejados de varias viviendas y tumbó los postes de las líneas eléctricas. No obstante, según datos preliminares, no se produjeron víctimas mortales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here