Imagen: El Diario de Yucatán
Columna: El Camaleón

Hemos tratado de encontrar la diferencia entre el Gobierno de Mauricio Gongora  y María Cristina Torres Gómez, en los que ambos parecen estar cortadas con la misma tijera y por la misma mafia.

Extorsiones, libertad y protección de la venta de estupefacientes a cualquier hora del día, asaltos en las playas, cristalazos a los vehículos en los centros comerciales, balaceras como la de anoche  en la calle 12, en donde hubo un  herido de bala, la cual se originó en el antro  denominado “La Vaquita” en pleno corazón de nuestro principal corredor turístico, los constantes robos registrados a transeúntes en el primer cuadro turístico, el cual debía ser el más cuidado porque de ahí proviene la principal fuente de ingresos de muchas familias que  viven de este sector.

Despojos injustos, sin fundamentos legales y con documentos fantasmas a familias enteras, principalmente en las colonias más vulnerables, solados y policías armados hasta los dientes, que no le hacen sentir seguro a nadie, al contrario, son el resultado de una mala planeación en favor de la paz.

Hoy día, muchas voces han pedido la destitución de la alcaldesa, sin embargo, en aquellos pasillos del ayuntamiento solidarense, donde la frialdad, la falta de compromiso y la inconsciencia, se respira ese dolor  e impotencia de los habitantes que vemos cómo se va al carajo la imagen y la tranquilidad de nuestro polo turístico.

Imagen: quintafuerza.mx
En este mismo sentido, se comienza a cocinar la reelección de Gómez Torres, quien ha suplido la seguridad y la confianza de la ciudadanía con “pan y  circo”, como decían los romanos y es que mientras el Playa del Carmen se cae a pedazos por la falta de gobierno, este realizará, los festejos de la  Feria del Carmen, en honor a la Virgen del Carmen, en la que se estima gastarán alrededor de 14 millones de pesos en un lapso ocho días.

Con dicho evento nos  queda claro que la seguridad de los que habitamos aquí,  no es prioridad para los servidores públicos, de la misma forma con las calles llenas de hoyos y a medio pavimentar, la nula reparación y rehabilitación de las luminarias en parques y avenidas  y lo más importante que es servirle eficientemente al pueblo, que confió con su voto a este inexistente gobierno del cambio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here