Imagen: Spring Breackers / Daily Mail

Las personas caen desmayadas después de ingerir las bebidas adulteradas

LNR.- El escándalo de las bebidas adulteradas sale a luz después de que turistas nacionales y extranjeros se han quejado sobre el trato en hospitales de Cancún, La Riviera Maya y Los Cabos, donde al momento de atenderlos, les quieren cobrar cantidades estratosféricas por los servicios recibidos.

En ese sentido el gobierno de Estados Unidos alertó a sus ciudadanos que viajan a México a los distintos destinos turísticos sobre distintos reportes que señalan que en nuestro país se vende alcohol adulterado, lo cual provoca la pérdida de la conciencia entre quienes lo consumen, dio a conocer  The New York Times.

En diferentes medios de comunicación han replicado la información al respecto de viajeros que se han enfermado después de tomar bebidas alcohólicas en centros turísticos, principalmente en la playa. Por ello, recomiendan beber con moderación cuando se encuentren en territorio mexicano, según información de  Infobae.

En la página dedicada a México, el Departamento de Estado advierte que “ha habido acusaciones sobre el consumo de alcohol adulterado que provoca distintos síntomas y desvanecimientos. Si usted decide beber alcohol, es importante hacerlo con moderación y no dejar de buscar atención médica si comienza a sentirse enfermo”.

El diario The Milwaukee Journal Sentinel dio a conocer la historia de Abbey Conner, quien en sus vacaciones en el resort Iberostar Paraíso del Mar, en Playa del Carmen, la encontraron flotando inconsciente en la alberca del hotel. Los exámenes médicos revelaron que había consumido alcohol.

Después de informar sobre este caso, el diario señaló que comenzó a recibir docenas de quejas de turistas que aseguraron tener experiencias similares al enfermarse o desmayarse después de tomar alcohol en los bares de hoteles.

Cabe señalar que de acuerdo con un reporte de 2015, en México, más del 40 por ciento del alcohol que se consume en el país está adulterado con cantidades mayores de sustancias como el metanol, que produce daños al sistema nervioso. Además de esto, también se emplea anticongelante, disolvente y combustible. Sumado a ello, entre 2010 y los primeros meses de 2017, la Comisión que regula los riesgos sanitarios aseguró 5.3 millones de litros de alcohol adulterado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here