LNR.- Durante 5 sexenios se entregó el país a los intereses extranjeros en detrimento de la soberanía nacional. Carlos Salinas al finalizar su sexenio en 1994 desmanteló por completo la capacidad industrial del Estado Mexicano y privatizó el sistema financiero, entregando el control total de la economía. El resultado fue la peor devaluación del peso en la historia moderna. Zedillo entregó lo último que quedaba, las vías férreas en una concesión hasta el año 2040 y aplicó la reingenieria del peso al quitarle tres ceros para disfrazar la pérdida brutal del poder adquisitivo de la moneda nacional. En el año 2000, Vicente Fox es impuesto por el poder mediático de la televisión y los intereses de las empresas estadounidenses. El ex-empleado de la Coca-Cola fue llevado a Los Pinos pero su incompetencia deterioró el sistema presidencialista y provocó el engrandecimiento de los poderes fácticos. Un completo imbécil Fox, la que gobernó fue la corruptísima Martha Sahagún quien fue coordinadora de su campaña con dinero ilícito de los “Amigos de Fox” y a través de sus hijos tomó el control del entonces Instituto Federal Electoral (IFE) para el posterior fraude electoral que llevaría al poder al apátrida Felipe Calderón. En el año 2006, Calderón desató una guerra contra el narcotráfico ordenada por el “deep state” estadounidense para activar la venta de armas y para tomar el control total del comercio de las drogas que era operado por cárteles aliados al viejo régimen PRI-Estado conformado en la década de los setenta. Con Calderón el país entra en caos social. Los asesinatos a sangre fría se instucionalizan y México entra en una crisis de violencia que continua actualmente. Durante este sexenio se endurece la desigualdad, se pulveriza la clase media y se aumenta a más de la mitad de la población en situación de pobreza. Durante los gobiernos del PAN la tercera parte del país fue concecionado a las mineras británico-canadienses para extraer la riqueza mineral sin pago de impuestos. En 2012, la gente harta del PAN regresa al PRI al poder respaldado por Televisa en sus últimos años de hegemonía comunicacional previo al boom de las redes sociales. Enrique Peña Nieto era una marioneta, el verdadero mandamás fue Luis Videgaray quien ejecutó todas las reformas estructurales desatando la crisis con el magisterio por la reforma educativa que paralizó al país 3 años y la privatización del sector energético. En el año 2018 los jóvenes mexicanos cambiaron el rumbo del país eligiendo a un presidente nacionalista. La detención de García Luna deja en evidencia a un sistema que operó en contra del país y de su gente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here